aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Aparece niña secuestrada en 1991

Fue raptada cuando caminaba pasos adelante de su padrastro rumbo a la parada del autobús. Dos décadas después, una mujer de 29 años llegó a la estación de policía y dijo que ella era la niña que había sido despojada de su familia

SECUESTRADA Drugard, hoy de 29 años, fue secuestrada en 1991. Aquí el padrastro muestra la foto más reciente que tenían de la niña. (Foto: AP )

Ciudad de México | Viernes 28 de agosto de 2009 Agencias | El Universal06:20
Comenta la Nota

Una mujer secuestrada en una parada de autobús cuando tenía 11 años, en 1991, apareció  después de que un delincuente sexual convicto la mantuvo aislada los últimos 18 años y procreó dos hijos con ella, de acuerdo con el reporte policial

Según el periódico californiano Los Ángeles Times, la policía ya detuvo a una pareja supuestamente relacionada con el caso.

Los detenidos son Phillip Garrido, de 58 años, y Nancy Garrido, de 55, y ambos están arrestados bajo fianza de un millón de dólares por sospecha de secuestro y, en el caso del hombre, de acoso sexual, violación y conspiración.

Los detalles de su cautiverio emergieron después de que Jaycee Lee Dugard, ahora de 29 años, se presentó en una estación de policía en el norte de California, casi dos décadas después de desaparecer de su casa, para informar lo sucedido 

Philip Garrido, que cuenta con antecedentes de crímenes sexuales, acudió a la oficina de la localidad de Concord, en el condado de El Dorado, junto a su mujer y sus hijos el miércoles, después de que "alguien denunciara actividades sospechosas" relacionadas con él y sus dos hijos el día anterior en Berkeley.

La policía señaló que Phillip Garrido la tuvo todo ese tiempo virtualmente como una esclava sexual, oculta del mundo exterior en tiendas de campaña y cobertizos en su patio trasero en el suburbio de Antioch, con varias cercas para impedir que escapara.

Había electricidad tomada por medio de cables, retrete rudimentario, regadera rudimentaria, ''como si estuvieran acampando'', señaló uno de los agentes encargados del caso.

Autoridades comentaron que Garrido reconoció haber cometido el secuestro luego de reunirse con el funcionario a cargo de supervisar su libertad condicional. Llevó a Dugard y a los dos niños, de 11 y 15 años, a la reunión.

''Ninguno de los niños ha ido alguna vez a la escuela, nunca han ido con un doctor'', dijo Fred Kollar, vicealguacil del condado de El Dorado. ''Fueron mantenidos en completo aislamiento en este recinto''.

El hombre que la secuestró estaba en libertad condicional de por vida y su arresto suscita preguntas sobre qué tan bien son supervisados los que se encuentran en esta condición. Pero Kollar dijo que un funcionario que había visitado la casa de Garrido anteriormente no notó nada inusual. El complejo estaba oculto entre arbustos, botes de basura y una lona.

El padrastro de Dugard, la última persona que la vio en 1991 y quien fuera durante mucho tiempo un sospechoso en el caso, dijo que estaba consternado después de haber hecho todo lo que pudo para ayudar a encontrarla.

''Desintegró mi matrimonio. Pasé por un infierno; hasta ayer yo era sospechoso'', dijo a la AP Carl Probyn, de 60 años, en su casa en Orange, California.

Funcionarios de California explicaron que la detención se realizó después de que llamaron a Garrido el miércoles para interrogarlo, tras recibir un reporte de que fue visto con dos niños pequeños en la Universidad de California, en el plantel de Berkeley.

''El concienzudo interrogatorio y seguimiento por parte del agente de libertad condicional a su cargo llevó a que Garrido revelara su secuestro de la mujer adulta'', dijo el departamento en un comunicado. ''Garrido reveló además que ella era Jaycee Lee Dugard, y él era el padre de los niños''.

La casa en la ciudad de Antioch, donde se encontró el supuesto campamento,  fue acordonada por la policía con cinta mientras era revisada por agentes del FBI y del departamento del alguacil del condado de El Dorado.

La vecina Helen Boyer, de 78 años, describió a los Garrido como agradables y amigables, y dijo que cuidaban de la madre anciana de Phillip Garrido. 

Terry Probyn viajó hoy a Concord, a unos 320 kilómetros de donde su hija fue secuestrada, para encontrarse con la joven.

isv



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD