aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Vecinos de se quejan por basurero en Izcalli

El olor pica, asegura Karla Zárate, habitante de Lomas de San Francisco Tepojaco, quien añadió que los niños enferman de piel, ojos y estómago por el tiradero a cielo abierto

INCUMPLE DESARROLLADORA Profusa prometió construir una “barrera de árboles” para proteger a los colonos del basurero. (Foto: Juan Manuel Barrera/EL UNIVERSAL )

Cuautitlán Izcalli, Edomex. | Jueves 30 de julio de 2009 Juan Manuel Barrera Aguirre/corresponsal | El Universal15:08
Comenta la Nota

Compraron sus casas hace una década y nunca imaginaron que su vecino incómodo sería el tiradero municipal, distante unos 500 metros del conjunto urbano Lomas de San Francisco Tepojaco, comunidad que alberga 11 mil 300 viviendas.

"El olor pica", aseguró Karla Zárate Muñoz, habitante del lugar, quien añadió que los niños enferman de piel, ojos y estómago por el tiradero a cielo abierto de San José Huilango, cuya contaminación llega hasta su comunidad arrastrada por el viento.

Erika Dávila Martínez, presidenta de la Asociación de Vecinos Propositivos por Lomas de San Francisco Tepojaco, señaló que los 45 mil habitantes de este conjunto urbano son afectados por el tiradero municipal, por lo que exigen su cierre al gobierno local.

Explicó que la constructora Profusa, desarrolladora de Lomas de San Francisco Tepojaco o Lomas de Cuautitlán, prometió construir una "barrera de árboles" para proteger a los colonos del basurero, lo que no ha cumplido hasta el momento.

Dávila Martínez destacó que el tiradero a cielo abierto luce como una enorme montaña y está rodeado de lagunas de lixiviados, debido al descuido de las autoridades municipales.

Aseveró que el tiradero de San José Huilango funciona desde hace 20 años y a pesar de que concluyó su vida útil continúa operando, además de que el gobierno de Cuautitlán Izcalli anunció la construcción de otro tiradero a un lado del actual.

Un documento de la Dirección de Evaluación e Impacto Ambiental de la Secretaría del Medio Ambiente de la entidad, fechado el 15 de enero del 2008, establece que en el 2004 autorizó al gobierno municipal ampliar el tiradero de Huilango, aunque con varias condicionantes.

Entre tales condicionantes está "la colocación de franjas de amortiguamiento y barreras rompevientos, con la finalidad de proteger, en la medida de lo posible, al desarrollo habitacional previamente autorizado en la zona, por efectos de polvos, olores y contaminación visual, provenientes del sitio de disposición final".

Por último, los colonos destacaron que su comunidad se encuentra en una zona prácticamente marginada por el gobierno municipal, pues los caminos de acceso están desechos y carecen de agua potable y seguridad pública, en este último rubro cuentan  con dos patrullas y cuatro elementos para una población de 45 mil habitantes.

mvc



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD