aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Retornan niños cantores que fueron discriminados en España

Llegaron al Distrito Federal los integrantes del coro mexiquense que viajaron a España llenos de ilusión para participar en el Festival Asturias Joven, pero no pudieron actuar por el fantastma de la influenza tipo A
ciudad de méxico | Viernes 15 de mayo de 2009 redacción | El Universal22:31
Comenta la Nota

Esta noche llegaron al Distrito Federal los Niños Cantores del Estado de México que viajaron a España llenos de ilusión para participar en el Festival Asturias Joven, y regresaron con la frustración de que no los dejaran actuar.

En el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México los menores fueron recibidos por familiares en medio de un ambiente de alegría.

El viaje

Llevaban un año preparando el repertorio; sus papás habían estado ahorrando para mandarlas a España, y ya se habían sacado los boletos de avión para participar en el Festival Asturias Joven.

Sin embargo, una hora antes de que salieran rumbo al aeropuerto, el director del coro de los Niños Cantores del Estado de México, el maestro Alberto Alvarado, recibió una llamada del Principado de Asturias, diciéndole que cancelara.

El gobierno asturiano argumentaba que las niñas podían contagiar el virus de la influenza, e incluso le advertía que si viajaban no las dejarían salir del hotel solas, y que al concierto no iría nadie por miedo al contagio.

Pese a la prohibición de participar en el festival, el director decidió volar con las 34 niñas de entre ocho y 17 años que forman el coro y corriendo con los gastos del viaje. “Nos tomó por sorpresa”, cuenta en entrevista con EL UNIVERSAL.

“Así que tuve que decidir rápido y como pensé que todo se perdía —los boletos, los anticipos de los hoteles y las comidas; un dinero que a los padres de las niñas les había costado mucho trabajo ahorrar—, decidí venir porque sabía que las puertas se iban a abrir, como así ha sido”, añadió.

Alvarado reconoció no entender la decisión de los responsables políticos.

“Desde que en México se supo del brote del virus, mandé un mensaje a todas las niñas para que no salieran de sus casas hasta que voláramos y así evitar el contagio.

Incluso en el mismo aeropuerto un médico las revisó una por una para asegurarse de que estaban bien. No había posibilidad de contagio, pero pese a ello no nos dejaron actuar”, lamenta.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD