aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Católicos ignoran significado de ceniza y Cuaresma: Iglesia

La Arquidiócesis de México aclaró que en la temporada que está por iniciar la abstinencia de carne no significa rechazo a la lujuria, sino invitación a caridad

La Arquidiócesis de México aclaró que la temporada que está por iniciar la abstinencia de carne no significa rechazo a la lujuria, sino invitación a caridad. (Foto: Archivo ELUNIVERSAL )

Ciudad de México | Martes 24 de febrero de 2009 Notimex | El Universal13:38
Comenta la Nota

Entre la reflexión devota y el rito carente de sinceridad este 25 de febrero se lleva a cabo en todo el mundo el llamado Miércoles de Ceniza, con lo que arranca la Cuaresma, una temporada del año en la que según la religión católica debe prevalecer la humildad y el confort espiritual entre la humanidad.

Sobre ese acto litúrgico el padre José de Jesús Aguilar, representante del área de Radio y Televisión de la Arquidiócesis de México, indicó que en esta época lo importante no es la ceniza ni la vigilia, sino la introspección y las obras de misericordia.

De acuerdo con el prelado la mayoría de los católicos no tiene bien definido el propósito de este día, ya que ponerse la cruz de ceniza sobre la frente se convirtió en la actividad primordial mientras que el tiempo de cambio y meditación quedó atrás ante la falta de información sobre el significado de esa acción.

El padre José de Jesús Aguilar expuso que la base del Miércoles de Ceniza es la humildad, que ayuda a los hombres a pensar sobre sus actos, aceptarlos y cambiarlos en caso de que sean malos.

Externó que durante ese acto se mancha la coronilla de la cabeza como símbolo de que la persona recapacitó sobre sus actos y se compromete a arreglarlos. Sin embargo muchas personas lo ven como algo mágico creyendo que si se la ponen tendrán buena suerte.

Comentó que hay creyentes que optan por marcar la cruz a enfermos de hospitales sin tomar en cuenta que ya están cumpliendo una penitencia, y lo mismo sucede con los niños, quienes aún no tienen conciencia del pecado.

El prelado refirió que en distintas partes del mundo los creyentes únicamente se manchan con ceniza, aunque en México la población prefiere que ésta se les ponga en forma de cruz ya que se identifican más con los símbolos.

En este día también se hace vigilia y abstinencia, en la primera hay una comida fuerte y dos muy ligeras al día, la última consiste en evitar vicios o placeres frecuentes o bien hacer algo a lo que no se esté acostumbrado como actos de beneficencia.

Con esas acciones se busca que la gente ahorre haciendo comidas un poco más austeras para ayudar a los más necesitados. Por eso normalmente se deja de consumir carne, alimento generalmente caro.

En la actualidad todos los productos han elevado sus precios por lo que la iglesia se ha adaptado promoviendo el mensaje que hay que comer como pobres, es decir cosas sencillas, sin que esto signifique que el platillo tenga mal sabor.
Sigue

Aguilar Valdés también habló acerca de la confusión que tienen las personas sobre el tema. "La mayoría de la gente piensa que se deja de comer carne para evitar la lujuria, que hay que comer pescado porque este tiene una mayor espiritualidad" .

Planteó que, empero, el pescado no tiene ningún simbolismo, el motivo por el cual lo comían en la antigüedad era porque es más fácil de conseguir ya que las ciudades estaban rodeadas de agua y la gente más pobre aprovechaba de ahí su alimentación.

Sobre la información de reciben las personas este día anotó que no bastan las hojas que se reparten en las iglesias o las pláticas que dan los sacerdotes, ya que algunos dicen que la gente no necesita que se les recuerde lo que tiene que hacer pues ya es tradición.

En tanto para el psicoanalista Ricardo Blanco Beledo la importancia del Miércoles de Ceniza radica en una costumbre sumamente antigua de la que hicieron uso todas las culturas, pero ésta tiene un sentido más amplio que el que se le da en la actualidad, que es dar oportunidad a los creyentes de experimentar varios cambios.

"Hoy en día estas tradiciones quedan sólo en rituales que no tienen peso y sólo los verdaderos seguidores y practicantes toman esto como un periodo simbólico de 40 días de reflexión, búsqueda y mayor autenticidad en su vida" , expresó.

De acuerdo con un estudio de subjetividad que realiza el también especialista en psicología y filosofía de la religión, de la pérdida de todas esas tradiciones sólo han quedado los cascarones comercializados donde se extraviaron los elementos simbólicos para simplemente convertirse en un hábito.

Esto es grave, dijo, en el sentido de que en la medida que la sociedad pierde sus costumbres el sujeto va perdiendo identidad y con esto tiene que ir inventando su vida debido a su falta de historia.

"Pero esto aún no se le ha hecho ver a las personas, por lo tanto ellos lo siguen viendo como un rito de pasaje o una tradición ligera" , subrayó Blanco Beledo.


cgb



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD