aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Alertan sobre riesgo de Vick Vaporub en niños

Confirman científicos que el ungüento casero podría ser contraproducente en menores de dos años; produce más mucosidad de la que se supone, cura
Ciudad de México | Jueves 15 de enero de 2009 Redacción | El Universal00:44
Comenta la Nota

Es uno de los remedios por excelencia, pues su venta no requiere receta médica y durante años pasó de los anuncios en la televisión al menjurje casero para aliviar los malestares de la gripe, pero ahora, un estudio señala que el Vick Vaporub podría ser contraproducente para los niños.

La revista 'Chest', en un estudio, confirma lo que ya dice la etiqueta de Vick VapoRub: este bálsamo no debería usarse en niños menores de dos años porque existe riesgo de que les provoque más problemas respiratorios de los que pretende solucionar.


En Estados Unidos, un bebé de 18 meses empezó a experimentar graves dificultades respiratorias después de que sus abuelos untasen un poco de bálsamo debajo de la nariz, supuestamente para despejársela. Bruce Rubin y sus colegas, firmantes del estudio, atendieron al niño.


Para comprobar el presunto daño del producto, se experimentó en hurones, animales que al parecer comparten un sistema respiratorio similiar al de los humanos.

Según elmundo.es el estudio concluyó que el descongestionante a base de mentol provoca inflamación de las vías respiratorias y estimula la producción de mocos, que se acumulan en la tráquea, impidiendo el paso normal del aire.

Y se produjo el efecto contrario cuando se cultivó 'in vitro' la tráquea de varios animales junto con el fármaco, la producción de mucosidad aumentó un 59% con respecto a una sustancia inactiva.

Incluso, según los investigadores se han observado algunos efectos secundarios relacionados con su uso, como problemas de queratoconjuntivitis, broncoespasmos o reacciones alérgicas

Por otro lado, cuando se aplicó directamente en ejemplares vivos, Vick VapoRub provocó un 14% más de mucosidad.

 El bálsamo fue desarrollado por Lunsford Richardson y John Farris en el año 1891; aunque fue la epidemia de gripe de 1918 la que permitió a sus fabricantes multiplicar sus ventas de 900 mil a casi tres millones de dólares en sólo un año.
cgb

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD