aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Famosos por accidente; del anonimato a la popularidad

El Changoleón, El Canaca, Sammy y otros pasaron de ser `simples mortales´ a estrellas de la televisión e internet. Su gracia natural y muchas de las veces, involuntaria, fue la clave
Ciudad de México | Viernes 26 de septiembre de 2008 Redacción ELUNIVERSAL.com.mx | El Universal00:29

Sin una carrera artística, talento para la actuación o el canto, pero con una gracia o inocencia natural que ha divertido a muchas personas, estos individuos pasaron de ser "simples mortales" a figuras en programas de televisión e internet.

El caso más reciente es el de El Canaca, el sujeto al que el programa La Barandilla captó en estado de ebriedad, el hombre al que amarraron como un puerco ...el hijo de su papá... el líder de la Canaca.

Gracias a esas declaraciones, El Canaca pasó de ser un comerciante anónimo a toda una celebridad por internet, pues su video registra más de seis millones de visitas y una vez que se conoció la noticia de su fallecimiento, decenas de comentarios han sido escritos en los materiales sobre su famosa detención.

Ya weeey...

Otra estrella de internet es Edgar, el niño regiomontano que se volvió famoso luego de que se subiera a YouTube un material en el que el pequeño es víctima de otro niño, quien provoca su caída a un arroyo.

Además de la caída, lo más relevante del material es el grito de Edgar: "yaa weeey" que se hizo muy popular. El material fue captado en un día de campo de Edgar con sus primos en la zona de El Vallecito en Nuevo León.

Entre Changoleón, Sammy y otras luminarias

Aparte de internet, los programas de televisión también han convertido en celebridades a individuos como El Changoleón, Sammy, Furcio y Margarito.

El Changoleón se transformó en la estrella del programa Toma Libre de Facundo. Su irreverencia y aspecto desaliñado, provocados por su alcoholismo, lo volvieron en celebridad al grado de existir playeras con la frase "I love Changoleón".

Muerto y resucitado en más de una ocasión, Changoleón, un elemento del paisaje en algunos puntos de la ciudad, sabe de su papel en la televisión. "Yo no sé qué haría Facundo sin mí", declaró en alguna ocasión.

Otro personaje surgido de un programa televisivo es Sammy, quien era parte de la tribu de El Calabozo. Su característica forma de hablar, rápida, a veces con tartamudeos y, sobre todo, muy poco entendible, lo hicieron cobrar notoriedad, lo mismo que sus bailes y la facilidad con la que se lanzaba a hacer el ridículo convertido en patiño de los conductores Esteban Arce y Jorge El Burro Van Rankin.

En alguna ocasión El Changoleón y Sammy se encontraron frente a frente y el primero sólo acertó a decir sobre el segundo: "esta loquito, ¿verdad?".

 Omar Chaparro también ha contribuido a incrementar la lista de famosos por accidente, pues en No Manches solía utilizar para sus bromas a El Furcio, un sujeto delgadoal grado de que su apodo nace de su parecido con el personaje animado de la telenovela.

Finalmente Margarito Esparza, un sujeto de pequeña estatura al que podía verse en los andenes del metro con guitarra en mano, es un personaje más por accidente, pues Guillermo del Bosque le dio oportunidad de aparecer en el programa Al fin de semana en 1998.

A partir de entonces, Esparza apareció en programas tanto de Televisa como de Televisión Azteca, e incluso formó parte del equipo de Los Protagonistas que cubrió los Juegos Olímpicos del año 2000.

  • ¿Quién de los héroes involuntarios de la TV e internet te resulta más entretenido?

    cvtp

     

     



  • PUBLICIDAD