aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Convocan a debatir uso de zonas arqueológicas

El organizador del concierto de Plácido Domingo en Chichén Itzá llama a establecer cuáles son los eventos que deben permitirse en esos sitios

Para Jorge Esma es válido hacer encuentros musicales, académicos y científicos en zonas arqueológicas. (Foto: Archivo/ELUNIVERSAL )

Ciudad de México | Domingo 20 de julio de 2008 Notimex | El Universal14:42

Para terminar con la polémica desatada en torno al concierto Las mil columnas, de Plácido Domingo en la zona arqueológica de Chichén Itzá, el director del Patronato Cultur, Jorge Esma Bazán, convocó a los especialistas interesados a discutir el uso social que se debe dar a los sitios arqueológicos.

Para el titular del Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turísticos de Yucatán (Cultur), quien encabeza la organización del recital programado para el 4 de octubre, es válido hacer encuentros musicales, académicos y científicos en espacios culturales, no obstante, aseguró estar abierto a la reflexión y al diálogo.

Hace un mes, la gobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega Pacheco, anunció el referido concierto en la zona de Chichén Itzá, recientemente declarada como una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno, y hasta el momento ni el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ni la Secretaría de Educación Pública (SEP) lo han aprobado oficialmente.

Esma Bazán expresó su deseo de que "este tipo de eventos los veamos como una experiencia de promoción y turismo cultural, pero con respeto al patrimonio histórico y arqueológico. El concierto no pretende en ningún momento alterar este marco conceptual ni tampoco tiene fines lucrativos. Si cobramos entradas es porque tenemos costos que cubrir para su difusión nacional y mundial".

El también promotor cultural reconoció que existe un debate sobre si se deben organizar conciertos masivos en las zonas arqueológicas, y por ello ofreció las instalaciones del Cultur para ser sede del Encuentro Iberoamericano de las Culturas Mesoamericanas, y discutir sobre el tema.

"Podemos revisar la pertinencia de los conciertos, eventos académicos, culturales y llegar a un consenso de todas las instituciones participantes", comentó.

"Yo no creo -reconoció- que vayamos a estar todos de acuerdo, pero si se logra que una mayoría lo esté, a partir de ahí profundizar en la construcción de proyectos socioculturales en torno a las alternativas de los espacios patrimoniales. Queremos que haya una reflexión serena, honesta y sin intereses".

Esma aseguró que trabajan con el INAH en el convenio para el concierto. Se trata de un documento, detalló, que establece las bases de la producción, los derechos para filmación, la fianza, aspectos técnicos, logísticos, económicos, el permiso para utilizar la imagen de Chichén Itzá en la televisión, en la publicidad oficial, etcétera.

"Por encima de la autorización oficial está el convenio, porque para operar necesitamos suscribir ese documento. Estamos conversando con el INAH para resolver el tema de la capacidad y a partir de eso puedan sacar los boletos a la venta", indicó.

Agregó que se estaría hablando de espacios y de perímetros poligonales, una vez que resuelvan ese tema ya definirán si serán cinco o siete mil personas. "No nos preocupa tanto el número de butacas, sino el espacio, porque ese espacio estará ocupado por butacas, escenario, equipo y servicios", añadió.

Los acuerdos con el INAH, indicó Esma Bazán, se realizan a través de su secretario de Administración, Luis Ignacio Sáinz, así como de la coordinadora nacional de Asuntos Jurídicos, Socorro Villareal.

"El INAH tiene una relación profesional y técnica, todos los días con el Patronato. Nosotros le damos apoyos todos los días al Instituto, en el mantenimiento y la conservación de las zonas arqueológicas de Yucatán, en particular donde tenemos paradores, como Uxmal, Dzibilchaltún, la Ruta Puuc, Ek-Balam y por supuesto, Chichén Itzá".

Según Esma, "hay una aportación con recursos humanos que dan limpieza a la zona y servicio al turista, y una aportación económica para investigación, arqueología y conservación de los monumentos arqueológicos. Entonces hay una relación permanente".

Los boletos para el concierto de Las mil columnas tendrán un costo de entre 50 y 900 dólares americanos y de acuerdo con Esma el excedente que quede tras cubrir los gastos del concierto será destinado a crear el "Fondo Chichén Itzá".

Este, aseguró, aportará recursos a la investigación, consolidación y conservación arqueológica y para inversiones de carácter social, como educación y salud, para las comunidades aledañas a la zona.

Sobre el costo del concierto, el organizador declinó ofrecer alguna cifra pues, aseguró, todavía se está ajustando el presupuesto para hacerlo lo más económico posible.


cvtp



PUBLICIDAD