aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Cabezas olmecas, estrellas en museo de Xalapa

Forman parte de la colección del inmueble más antiguo en México dedicado a la antropología

El Museo de Antropología de Xalapa es el principal proveedor de piezas olmecas para las exhibiciones . (Foto: Archivo/ELUNIVERSAL )

Ciudad de México | Jueves 03 de julio de 2008 EFE | El Universal13:28

Monumentales cabezas de piedra que muestran los rasgos físicos de los olmecas, incluido su ligero estrabismo, forman parte de la mayor colección de arte de esta cultura prehispánica que se encuentra en el más antiguo museo antropológico de México, el de Xalapa, en el estado de Veracruz.

Los olmecas fueron la primera gran civilización conocida en la América prehispánica, asentados sobre una extensa franja del este de México, en los actuales estados de Veracruz y Tabasco, y que se desarrolló entre el año 1500 A.C al 300 de nuestra era.

El Museo de Antropología de Xalapa (MAX) fue el primero de México creado para ser un centro de antropología en 1950, explicó hoy a Efe su directora, Sara Ladrón de Guevara.

Su colección es tan notable que el museo es el principal proveedor de piezas olmecas para las exhibiciones sobre este arte que se celebran en todo el mundo, como recientemente en la National Gallery Art de Washington.

En sus más de 9 mil metros cuadrados se exhiben unas 2 mil 500 piezas de arte prehispánico del estado de Veracruz, de las que varios cientos son de arte olmeca, entre ellas siete cabezas colosales de piedra, que representan el más alto linaje de esta civilización.

El arqueólogo encargado de la sala olmeca del museo, Roberto Lunagómez, explicó hoy a Efe que las cabezas provienen de San Lorenzo, primera capital de dicha cultura.

En total se han descubierto 17 cabezas olmecas, la primera de ellas a finales del siglo XIX en Tres Zapotes, Veracruz.

Una de las cabezas gigantescas más importantes del museo es la conocida como "El Rey", de unas veinte toneladas de peso y aspecto majestuoso, que muestra los rasgos característicos de la fisonomía de los olmecas de alto linaje.

Nariz chata, labios gruesos, ojos rasgados y un ligero estrabismo, además de un tocado con una garra de felino invertida.

Lunagómez sostuvo que, al poco tiempo de ser descubiertas, surgieron muchos arqueólogos con ideas de una posible afiliación étnica que relacionaba a los olmecas con culturas aborígenes africanas.

Sin embargo, Lunagómez descartó la teoría y afirmó que se trata simplemente de un reflejo del estilo escultórico propio de esta cultura prehispánica.

"Hay muchas hipótesis sobre la función de estas cabezas", reconoció el arqueólogo, quien aseguró que representan líderes del pueblo, aunque se duda si se trata de grandes señores, jugadores de pelota o sacerdotes.

Lunagómez está seguro de que la función de estas colosales cabezas realizadas con piedra volcánica no es religiosa sino más bien una representación "de la primera organización socio-política, hace más de 3 mil 500 años".

Lo más llamativo de estas cabezas son sus dimensiones, la más grande pesa cincuenta toneladas y mide tres metros de alto por cinco de circunferencia, mientras que la más pequeña mide 1.5 metros de alto y pesa entre tres y cuatro toneladas.

"Cada rostro es diferente, aunque hay similitudes en los rasgos", explicó, e incluso cada tocado de las cabezas tiene insignias y dibujos muy distintos.

De la colección olmeca del museo también destacan sus altares o tronos, hachas, máscaras y vasijas zoomorfas.


cvtp



PUBLICIDAD