aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Presenta Santuario de Jesús Nazareno huellas de deterioro

Miguel Hidalgo sacó de ese templo el estandarte de la Virgen de Guadalupe el 16 de septiembre de 1810

Desde 1994 se iniciaron los trabajos de restauración en el templo. (Foto: Xóchitl Álvarez/EL UNIVERSAL )

San Miguel de Allende | Miércoles 02 de julio de 2008 Xóchitl Álvarez | El Universal00:35

El Santuario de Jesús Nazareno, situado en el acceso principal de la comunidad de Atotonilco, exhibe por dentro y en el exterior las marcas del tiempo y la humedad. El edificio monumental fue construido sobre un ojo de aguas termales que aceleran el deterioro de sus paredes y expresiones artísticas, señaló la encargada de la restauración interior del Santuario, María del Carmen Acosta Riojas, de la compañía Ciencia y Arte en Restauración.

Del interior de este templo el cura Miguel Hidalgo y Costilla sacó el estandarte de la Virgen de Guadalupe que el 16 de septiembre de 1810 puso al frente al iniciar la lucha por la independencia de México.

La asociación civil Atotonilco Santuario de la Patria ha administrado las intervenciones de algunas de las capillas con la dirección del restaurador Agustín Espinoza, de la compañía responsable.

"No se ha intervenido toda la iglesia porque es una cosa muy grande", señaló Acosta Riojas. Se ha considerado cada capilla según la prioridad, el grado de deterioro determina la que sea más urgente de atender.

Los frescos de las paredes que rodean el altar, el de la Crucifixión y el Descendimiento, han desaparecido parcialmente y en las puertas de acceso se desborraron una docena de cuadros.

Son ocho capillas, cada una con colecciones valiosas. Todas las capillas tienen trabajo de policromía figurativa, es un ejemplo del Barroco Popular Mexicano único en el mundo, muy rico en iconografía.

Señaló que desde 1994 que iniciaron los trabajos, había obras de arte perdidas que no se van a poder rescatar, y otras áreas que, aunque estén en un grado de deterioro muy avanzado, con los tratamientos de conservación y restauración se ha podido hacer muchas cosas por ellas.

Se han rescatado 50% de las pinturas. La colección del Calvario, que se forma con todo el Viacrucis y la colección de la capilla de Belén están concluidas a 100% en pintura mural. Se restauró La Capilla del Rosario, con su camarín de la Virgen, la Capilla de los Santos Apóstoles al 100% en pintura mural y pintura de caballete y en este espacio faltan el proyecto de iluminación y los pisos.

Con fondos de Pueblos Mágicos se intervino en la consolidación de los techos y bóvedas de la iglesia y en la parte exterior en el pavimento, la fachadas de las casas comunitarias; la restauración de algunos portales antiguos y en el drenaje.

Se cubren acciones de consolidación arquitectónica: impermeabilización de las techumbres, tratamiento arquitectónico a las torres y el campanario. Pero a la vista están las marcas de los escurrimientos en la parte externa de las paredes.

Ahora, esperan recursos de la World Monuments Found para restaurar la fachada de Atotonilco que será un reto porque tiene policromía, todavía es figurativa, aún hay cosas que se pueden restaurar.

Una de las reglas es que no se empieza la intervención de pintura mural o de caballete hasta que no tengamos 100% de los recursos, para no dejar nada a la mitad, sería muy riesgoso.

"Una de la cosas más graves de los agentes de deterioro en el santuario de Atotonilco es que está sobre mantos freáticos muy altos porque ahí es zona de aguas termales, hay muchos manantiales, hay muchos ojos de agua, y son muy altos en sales", indicó.

Toda la humedad y las sales están ahí actuando todo el tiempo, van subiendo por capilaridad, por eso se tiene que dar mantenimiento constante bajo técnicas profesionales estrictas y especificaciones internacionales.

Para financiamiento de la restauración integral la asociación Atotonilco Santuario de la Patria estableció un convenio de coinversión en el que participan los gobiernos municipal, estatal, federal e instituciones internacionales, principalmente World Monuments Found, patrocinada por American Express; Friends of American Heritage que es un grupo de Los Ángeles, una asociación inglesa y muchas personas con fondos privados.

La Fundación Miguel Alemán y el Centro Cultural Banamex también han participado con la restauración de varios cuadros y una asociación que se llama Amigos de San Miguel.

Los donativos de los feligreses que llegan a la parroquia también han ayudado para el mantenimiento de la iglesia pero en lo que se refiere para la limpieza y cosas cotidianas.

 

Purificación

El recinto religioso tiene fama de ser espacio de purificación de los fieles en su casa de ejercicios, con frecuencia grupos de católicos se encierran en el lugar para hacer oración y expiar sus culpas.

Cada semana recibe 4 mil 800 feligreses, dijo la sacristán Gloria Argüello.

"Posee una riqueza histórica cultural y espiritual tangible e intangible", señaló por su parte Graciela Cruz, historiadora e investigadora del municipio de San Miguel de Allende.

La villa de San Miguel tiene una semejanza muy fuerte con la Tierra Santa (Jerusalén) en la que no ha tenido que intervenir la mano del hombre.

"El camino que hay entre el Santuario y San Miguel, en concreto la capilla del Calvario, es la misma distancia que tiene el camino que está del Monte Calvario a Belén, en la Tierra Santa", dijo la investigadora.

La propuesta de su fundación es ofrecer a sus fieles la Tierra Santa pero en su propia dimensión geográfica e histórica. El santuario de Atotonilco tiene una conexión directa con la Tierra Santa, por eso el proyecto es exitoso por las características geográficas y la propuesta espiritual.

"Cuando tú emprendes el camino a Atotonilco emprendes el camino para tu purificación, emprendes un camino santo, emprendes un camino con el que vas a contribuir a tu propia salvación y a la salvación el mundo, el proyecto del santuario, vinculado con la vida de San Miguel, es un proyecto mesiánico, y es un proyecto que además viene arrastrando una propuesta de la propia congregación del oratorio de su fundador San Felipe Neri", abundó.

El santuario de Atotonilco durante toda su historia perteneció a la villa de San Miguel, después a partir de 1826 perteneció a la ciudad de San Miguel de Allende en términos político-administrativos y religiosos. Acaba de cumplir 25 años como parroquia, antes de ese tiempo fue una capellanía del Curato de San Miguel el Grande.

El sostenimiento tanto de la fábrica como del culto de Atotonilco fue dependiente de las poblaciones y de las contribuciones graciosas que los vecinos de la villa de San Miguel hacían.




PUBLICIDAD