aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Capta fotógrafo por instinto imagen de accidente de ciclistas

Justo cuando José Fidelino Vera Hernández accionó el disparador de su cámara Nikon D 70, fue cuando Juan Campos arrolló con su vehículo a los deportistas
/img/2008/06/Est/Carpamp.jpg

Fueron más de 10 los ciclistas arrollados por el conductor en presunto estado de abriedad . (Foto: José Fidelino Vera )

Matamoros | Martes 03 de junio de 2008 Roberto Aguilar Grimaldo | El Universal00:15

Aquella mañana de domingo José Fidelino tomó en un evento deportivo la foto más dramática de su vida. Fue en un instante y después de escuchar el sonido de una patrulla.

A las 8:15 horas, más de 400 deportistas habían salido en bicicletas rumbo a la playa Bagdad, había buen ánimo y todos participaban en el Tercer Tour Matamoros Playa Bagdad 2008. La convocatoria la hizo el Club Ciclista "Camaleones".

Fidelino Vera y su compañero de trabajo decidieron adelantarse a los ciclistas, en la motocicleta que viajaban, para captar la mejor toma del contingente que punteaba el evento deportivo.

Y fue la advertencia del agente en la patrulla lo que originó que su instinto de fotógrafo se activara.

"Al encontrarme aproximadamente a 50 metros de donde ocurrió el accidente, escucho el ruido del pato de la patrulla del Federal de Caminos, que me hace dirigir la mirada hacia el grupo de ciclistas", recuerda Vera.

Y fue en ese instante cuando ocurrió el trascendental momento cuya imagen le ha dado la vuelta al mundo.

"Dirijo la vista hacia los ciclistas, levanto el lente de mi cámara y por instinto oprimo el disparador, sin imaginarme siquiera la imagen que había logrado captar", revela en exclusiva para El Universal.

-¿Entonces fue por instinto?

- Sí, por instinto de fotógrafo.

Y añade:

"Todo pasó tan rápido, y aunque tuve la sensación de que algo no andaba bien, pero era imposible imaginar la magnitud de lo que ocurriría".

Justo cuando él accionó el disparador de su cámara Nikon D 70, digital (de 6.1 megas, con un lente 18-70), fue cuando el méxico-estadounidense Juan Campos arrolló con su vehículo a los deportistas.

Los cuerpos de más de 10 ciclistas quedaron tirados sobre la carpeta asfáltica y Vera seguía accionando su cámara.

Era como si hubiera estado en "shock". En el lugar había llanto, gritos, desesperación y caos en cuestión de segundos.

-¿Sabías exactamente lo que había sucedido?

- Por instinto o en automático tomé las fotografías sin darme cuenta realmente de lo que había sucedido.

"Tomé la imagen del momento sin revisar el material y mientras me acercaba al lugar del accidente hice otras tomas y luego brindé auxilio a los lesionados", expresa José Fidelino.

Ahí mismo, sus ojos y su cámara presenciaron la muerte de Alejandro Álvarez.

-¿Qué tan difícil fue para ti reponerte de la impresión?

- Fueron segundos difíciles, me sentí impotente porque no podía hacer otra cosa por los heridos más que darles palabras de aliento en lo que llegaban los paramédicos y suplicarles que no se movieran, y luego seguí tomando otras fotografías de la escena.

El hombre originario de La Trinitaria, Chiapas, admite que desde el domingo no se ha recuperado de la mayor impresión en sus 33 años de vida.

Mientras sostiene su equipo de trabajo, menciona que estudió la carrera de Ciencias de la Comunicación, en la Universidad ICN de Matamoros, Tamaulipas, desde 1995 trabaja en los medios de comunicación, pero desde hace 7 años se dedica al cien por ciento a la fotografía.

En la actualidad, Fidelino es padre de Kennete, de 9 años de edad y mientras analiza las ofertas de trabajo que le han surgido, dice que seguirá tomándole las fotos al alcalde de Matamoros, Erick Silva Santos, ya que labora en el área de Comunicación Social y Prensa del Ayuntamiento.

fml

 



PUBLICIDAD