aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




El encanto de Ernesto Zedillo Jr.

El hijo mayor del ex presidente Zedillo es amante del lujo y la buena vida; viste ropa de marca y asiste a lugares exclusivos

Amante del lujo y la buena vida, Ernesto Zedillo Jr. es arquitecto por la Universidad Anáhuac. (Foto: Archivo/ELUNIVERSAL )

Ciudad de México | Martes 27 de mayo de 2008 Redacción ELUNIVERSAL | El Universal00:28

Arquitecto por la Universidad Anáhuac y miembro de tres importantes despachos de construcción (Grupo Desarrollo Mexicano, Daka Arquitectos y Grupo ZVZ), que tienen a su cargo magnos proyectos en diversas partes de la República, Ernesto Zedillo Velasco tiene, además de éxito profesional, mucha suerte con las mujeres.

Los envidiosos le llevan la cuenta de las acompañantes más espectaculares con las que se le ha visto en restaurantes y discotecas de moda: la actriz y cantante Paty Navidad, la heredera regiomontana Liliana Sada (de quien se dice fue novio formal), la ex reina de belleza colombiana Adriana Hurtado, Nunzia Rojo de la Vega (hija de Martín Rojo de la Vega, propietario del restaurante Palmas 500); y la guapa jalisciense Crista Velarde, con la que incluso hizo planes de boda. Pero ésta nunca se concretó y aunque convivieron por espacio de seis meses, Crista prefirió terminar el noviazgo e instalarse en California. Con quien sí se concretó la boda fue con Rebeca Sáenz, con  quien Zedillo Jr. se casó a principios de 2005.



¿Cuál es su atractivo?

Graduado de la Universidad Anáhuac, Ernesto Zedillo Jr. es un profesional con muchos proyectos. Participó en obras arquitectónicas como la Torre Veracruz, en Boca del Río, y en un macroproyecto turístico en Cozumel.

Por cierto, el Caribe mexicano es su lugar preferido para vacacionar, y en eso coincide con su padre, quien cada año llega a Cancún desde Estados Unidos, donde reside actualmente, y alquila pisos completos de un lujoso hotel para su familia y parientes y algunos amigos cercanos. Ernesto Jr., por su parte, tiene en ese puerto infinidad de amigos.

No falta quien se pregunte en qué radica el magnetismo del hijo mayor del ex presidente Zedillo.

Alto, de cara cuadrada, pelo rizado y ojos tristes (en las últimas semanas ha adelgazado poco más de 10 kilos) , tiene el carácter fuerte pero el espíritu alegre. Le gusta frecuentar las discotecas y restaurantes de moda, de la ciudad de México, Acapulco y Cancún.

No es detallista, más tiene destellos, como las dos veces que sorprendió a Crista Velarde con sendos arreglos florales: uno por su cumpleaños y otro en señal de reconciliación tras una ruptura de la relación.

En la actualidad, comparte casa con su hermano Emiliano, quien trabaja con él y a la vez cursa la carrera de ingeniería. De los cinco hijos del ex presidente Zedillo y Nilda Patricia Velasco, Carlos es el más divertido, Patricia es la consentida de la casa y Rodrigo, el menor, un niño "muy bueno."

¿Qué hace tan atractivo a Ernesto?

Desde luego, viste mucho ser hijo de un ex presidente. Además, él ama el lujo y la buena vida: viste elegante ropa de marca y frecuenta lugares muy exclusivos.

Cuando invita a su casa, el servicio está a cargo de un chef que trabaja sólo para él.

Sus cenas íntimas son con velas, platillos de alta cocina y los mejores vinos.

Viaja en helicóptero y avión privados.

Es audaz y le gusta el riesgo. Uno de sus pasatiempos favoritos consiste en hacer rappel sobre paredes de altura.

Ni que decir de sus planes profesionales.

 

 

cvtp



PUBLICIDAD