aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Llevan al cine historia del Niño Fidencio

Presentarán en el Festival de Cine de Guanajuato un documental sobre aspectos poco conocidos del curandero, fallecido hace 70 años

El `Niño Fidencio´ fue famoso en los años 30 por que se le atribuían poderes curatorios, aunque la Iglesia Católica no lo ha reconocido. (Foto: Archivo/ELUNIVERSAL )

Ciudad de México | Jueves 28 de febrero de 2008 Ramón Ponce | El Universal10:51

A 70 años de la muerte del guanajuatense José Fidencio Síntora Constantino, su nombre real, la leyenda construida por este curandero y chamán sigue vigente, así lo describe Luis Farré, director del documental Niño Fidencio. De Roma Espinazo.

El fenómeno social-cultural-religioso que despertó el personaje o aspectos antropológicos como la medicina tradicional o la espiritualidad, son abordados en el documental que será presentado dentro del Festival de Cine en Guadalajara.

La película, precisó, no tiene una narración ni se dirige a formar una opinión, “este es un tema controversial. Está hecha con base en entrevistas y todo el tiempo está ligada de manera armónica. Gente de posturas contrarias da una visión de lo que fue Fidencio o de lo que es hoy el fidencismo. Hemos tratado con mucho respeto esas opiniones para que el público, a su vez, participe y forme su propio criterio”.

A partir de testimonios de personas allegadas a este personaje, es como el director Luis Farré buscó mostrar a su público aspectos poco conocidos del Niño Fidencio como un fenómeno religioso que incluso propició el surgimiento de una nueva secta.

Luis Farré y la productora Curri Fernández puntualizaron que en este filme de 87 minutos descubrieron aspectos como que sufría de paladar hendido, lo que le convertía en un ser retraído, introvertido y sentimental.

“Consultamos también algunos videos, material fotográfico, y notamos que siempre salía con la boca abierta. Supimos por Cipriana, una de sus allegadas, que lo que pasaba es que él se metía un Cristo abultado y eso le impedía cerrarla, y antes se metía una masa de cera, que era muy común en las personas que padecían de paladar hendido”, indicó.

Incluso, añadió Fernández, hay versiones de que este curandero padecía retraso mental, lo cual está en duda, pues una persona con esas características no podría reunir multitudes, como las que alcanzó en el poblado de Espinazo, Nuevo León.

Este trabajo, explicaron Farré y Fernández, destaca también aspectos antropológicos, como la medicina tradicional, la cultura, la espiritualidad y la religiosidad que llegó a despertar este personaje en aquel poblado norteño, que a 70 años de la muerte del Niño Fidencio sigue en la extrema pobreza y sin servicios, como transporte y agua potable.

También, indicó Farré, n que de manera constante llegan al lugar turistas nacionales y extranjeros, sobre todo de Estados Unidos.

cvtp



PUBLICIDAD