aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Cronología: Relación México-Cuba, llena de altibajos

Ambas naciones han mantenido sin interrupción sus relaciones por más de 105 años
Ciudad de México | Martes 19 de febrero de 2008 Redacción | El Universal10:46

México y Cuba establecieron relaciones diplomáticas el 20 de mayo de 1902 y han mantenido sin interrupción sus relaciones por más de 105 años.

Después de un breve período en prisión, de la que salió gracias a una amnistía, Castro se exilió en México, donde organizó una expedición en la que regresó a Cuba en compañía, entre otros, del argentino Ernesto "Che" Guevara, a quien había conocido en México.

En 1956 Fidel Castro conoció al argentino Ernesto "Che" Guevara en México. Juntos viajaron a Cuba en el yate Granma a continuar la revolución.

México fue lugar de refugio y exilio de personalidades cubanas que fueron perseguidos por razones políticas, entre ellos, Julio Antonio Mella, Juan Marinello, Fidel Castro y Raúl Castro.

A partir de 1959, todos países de la región, salvo México, rompieron relaciones con Cuba. A la luz del triunfo de la revolución cubana en 1959, y en el contexto de la Guerra Fría, ambos gobiernos normaron su interacción con base en el principio de la no intervención en asuntos internos, una regla no escrita que permitió la continuidad de las relaciones diplomáticas en un periodo de aislamiento para Cuba.

Inician las visitas

A partir de 1975, los presidentes de México han llevado a cabo visitas a la isla, como reflejo de una intensificación de las relaciones bilaterales. A su vez, Fidel Castro ha visitado México en seis ocasiones. En algunas, las visitas se han efectuado en el marco de reuniones multilaterales, como en el caso de la participación del presidente Ernesto Zedillo en la Cumbre Iberoamericana de 1999 (La Habana) y la de Castro en la Cumbre Iberoamericana de 1991 (Guadalajara), y en la Cumbre de Financiamiento para el Desarrollo de 2002 (Monterrey).

El presidente Luis Echeverría viajó a la isla en 1975 y el presidente José López Portillo lo hizo en 1980, después de haberse reunido con Fidel Castro en Cozumel en 1979.

En 1981, siendo presidente José López Portillo, se ideó un encuentro semejante al de Monterrey. En una lista tentativa de invitados se había incluido el nombre de Castro. Pero en el transcurso de los preparativos el gobierno de Washington, que entonces presidía el ultraconservador Ronald Reagan, también condicionó su asistencia a que no estuviera presente el líder de la revolución cubana.

El asunto se manejó con gran maestría diplomática. Fue tal la habilidad del canciller Castañeda de la Rosa para tejer fino en la exclusión de Castro, que dos semanas después de la cumbre el presidente cubano realizó su primera visita a México, luego de 20 años. Y lo hizo muy a su manera. En medio del misterio y los secretos de Estado, Castro llegó a costas de Cozumel en una lancha torpedera. En el mar tuvo lugar el primer encuentro entre los presidentes. Y al día siguiente desembarcó en Cancún, para que no se fuera a decir que no pisó tierra mexicana, y la cumbre bilateral continuó ahí en términos inmejorables.

"Cuando el presidente Reagan amenazó con boicotear la reunión en 1981, me vi obligado a complacer al presidente José López Portillo. Pero éste, en medio de su vergüenza y su pena, se comportó como un caballero. Fue elegante, me invitó a Cozumel, y con toda franqueza me explicó su tragedia. Accedí".

Miguel de la Madrid visitó Cuba en 1986, Carlos Salinas de Gortari en 1994 y Vicente Fox en 2002. El presidente Castro estuvo en las ceremonias de toma de posesión de los Presidentes Salinas de Gortari, Zedillo y Fox el 1 de diciembre de 1988, 1994 y 2000, respectivamente. En 1988, también visitó la ciudad de Tuxpan, en donde recordó la salida del yate Granma el 25 de noviembre de 1956.

Las visitas de mandatarios reflejaron en su momento, la relevancia política y económica de la relación bilateral y los crecientes vínculos entre ambos países. Como muestra de ello, se crearon diversos mecanismos bilaterales, como la Comisión Mixta de Cooperación Educativa y Cultural (1974), la Comisión Mixta Intergubernamental General (1978), y la Comisión Mixta de Cooperación para el Desarrollo (1999).

En la primera mitad de la década del noventa, México intensificó su presencia económica en la isla, en un momento en el cual la economía cubana se había visto afectada por el fin de la asistencia de los países del extinto bloque socialista. En la visita del Presidente Salinas de 1994, en presencia de ambos mandatarios, se firmaron importantes acuerdos económicos entre empresas mexicanas y cubanas.

Tensiones 2000 A 2004. "Comes y te vas"

A partir de 1998, las diferencias entre ambos gobiernos afloraron en torno a diversos temas económicos y políticos, afectando con ello la dinámica bilateral.

Esto se intensifico en el año 2000 cuando Vicente Fox nombra a Jorge G. Castañeda como Secretario de Relaciones Exteriores.

El culpable de lo ocurrido en Monterrey se llama Jorge Castañeda" sentenció el diario oficial del gobierno cubano, Granma, en su editorial de este martes, por demás ácida.

En el 2002 Fox le condiciona a Castro la invitación a la cumbre de Monterrey. Las relaciones diplomáticas entre México y Cuba sufrieron como nunca un quiebre en su tradición amistosa, cuando Fidel Castro dio a conocer el contenido de una conversación telefónica con Vicente Fox, quien presionado por George Bush desde la Casa Blanca "invitó" al comandante cubano para la Cumbre de Monterrey con la frase: "Comes y te vas".

"Mi renuencia a presentar las pruebas de lo ocurrido en Monterrey, que me obligó a retirarme el mismo día de mi discurso en la Cumbre, se debía a que el señor Castañeda había arrastrado en su descocada aventura al presidente Vicente Fox. No podía revelarlas sin implicar al propio Jefe de Estado mexicano.

La actual conspiración contra Cuba en Ginebra había sido urdida por el señor Castañeda en Washington. El gobierno checo estaba ya hastiado de su costoso y desacreditante papel mercenario. El gobierno de Estados Unidos el pasado año, después de la resolución impuesta por la fuerza contra Cuba en Ginebra, había sido privado de su condición de miembro de la Comisión de Derechos Humanos en humillante y merecido castigo, mediante voto secreto del Consejo Económico y Social, (ECOSOC).

Fue la más vergonzosa derrota que jamás había sufrido desde que fuera creado ese órgano en 1945.

El canciller mexicano Jorge Castañeda se ofrece para latinoamericanizar la nueva y artera maniobra. Una proposición cínica, amañada y engañosa debía ser promovida por delegaciones latinoamericanas en la Comisión de Derechos Humanos.

A eso se consagró el resto del año 2001, dando lugar a reiterados incidentes con Cuba, que fueron objeto de numerosas críticas por parte de personalidades políticas y miembros de la Cámara de Diputados y el Senado de México.

Ya desde el 20 de abril del 2001, un día después de la votación de la resolución contra Cuba en la que México se abstuvo, el compañero Felipe Pérez Roque, ministro de Relaciones Exteriores de nuestro país, declaró que el canciller de México, Jorge Castañeda, había hecho todo lo posible para tratar de que México cambiara su posición y Cuba fuese condenada. A lo largo de todo ese año, el señor Castañeda se dedicó a intrigar y conspirar en esa dirección.

A principios del presente año, por iniciativa de México se fragua el viaje a Cuba de una delegación de alto nivel, presidida por Fox, con el pretexto de mejorar las relaciones entre nuestros dos países.

La Conferencia de Monterrey se acercaba. Bush, como ya había hecho Reagan en 1981, a raíz de una Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno Norte-Sur que tendría lugar en México en el mes de octubre de ese mismo año, amenaza con no asistir si Cuba participaba.

El honor y los deberes del gobierno de México entraban de nuevo en contradicción con sus intereses. Entiéndase bien, del gobierno de México; no hablo, ni mucho menos, del hermano pueblo de México. El viaje de Fox y Castañeda a Cuba, adonde llegaron el 3 de febrero a las 10:30 a.m. estuvo minuciosamente diseñado.

En todo había doblez y cálculo. Conocíamos perfectamente que uno de los objetivos era solicitarnos que renunciáramos a nuestra participación. No se atrevieron. Bastó la primera hora de reunión, iniciada a las 11:14 a.m. Los primeros minutos fueron casi suficientes. Me adelanté a recordarles la invitación transmitida a nuestro país por las Naciones Unidas para participar en esa Cumbre. Después analicé a fondo toda la hipocresía y perfidia de las maniobras contra Cuba en Ginebra." (Declaración en el periódico Granma)

2002

Del lado mexicano también hay razones de peso para mantener las relaciones bajo cero: una deuda por 400 millones de dólares que en 2002 Cuba dejó de pagar al estatal Banco Mexicano de Comercio Exterior (Bancomext).

"Hemos hecho explícito que algo que es necesario para llevar a un nivel normal las relaciones es la deuda que se tiene con Bancomext, porque este es un interés nacional, es un banco de desarrollo que ha sido afectado por una decisión unilateral", dijo Hakim.

La deuda fue renegociada, "se dio holgura y (Cuba) obtuvo más garantías. Todo iba bien hasta el 2002 cuando los cubanos dijeron 'dejo sin garantía y dejo de pagar'", se quejó el funcionario mexicano.

Ahumada y los videoescándalos

Carlos Ahumada Kurtz, autor intelectual de la llamada "Crisis de los videos", es detenido en Cuba el 30 de marzo de 2004. La expectativa que causó ésta detención fué mayor porque en esos días estaba por votarse la Resolución en cuanto a Derechos Humanos en Cuba.

Sin embargo, días después el Gobierno de Cuba notifica al Mexicano que Carlos Ahumada sería deportado. En esos momentos hubo molestia por parte del Gobierno Federal por dos razones: primero porque cuando notifican de ésto, Ahumada ya se encontraba rumbo al Aeropuerto de la Ciudad de México; segundo, porque no habían hecho la solicitud de extradición al Gobierno Cubano.

Carlos Ahumada estaba rumbo a México y ya nada podían hacer. Sin embargo, aunque debió de ser entregado al llegar a la PGJDF por la PGR, tardaron más de seis horas en hacer este trámite el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba emite un comunicado que causó molestia en el Gobierno de Vicente Fox por una sencilla razón: incluía un párrafo que decía y comprobaba la tesis de Andrés Manuel López Obrador: un complot político en contra del GDF, su titular y su partido planeado con meses de anticipación y con un solo objetivo: dañar la imágen del Jefe de Gobierno capitalino.

México rompió relaciones políticas y diplomáticas con Cuba, pero no las relaciones comerciales.

Felipe Calderón

Desde que asumió la Primera Magistratura el 1 de diciembre de 2006, el Presidente Felipe Calderón anunció su voluntad y compromiso para recomponer la relación; con tal fin, se han dado pasos importantes que auguran una mejoría en los vínculos.

El presidente Felipe Calderón transmitió el sabado 10 de noviembre, a través de la canciller Patricia Espinosa un saludo a su par cubano Fidel Castro con el deseo de que se sobreponga a la enfermedad que lo tiene convaleciente desde 2006.

El mensaje fue entregado por Espinosa al vicepresidente cubano Carlos Lage durante una reunión que sostuvieron en la capital chilena a fin de revisar los principales temas de la relación bilateral, la cual ha sido reactivada en los últimos meses.

Fidel Castro delegó el poder a su hermano Raúl en julio de 2006 en una proclama en la que definió la dolencia como "un estrés extremo" que le quebrantó la salud, y de acuerdo con Pérez Roque el líder de la Revolución cubana se repone y cada día está mejor de salud.

La canciller también agradeció a Lage y a Pérez Roque la ayuda que ha enviado Cuba al estado mexicano de Tabasco, afectado por devastadoras inundaciones y a donde el gobierno de La Habana mandó un contingente de médicos epidemiólogos.

Espinosa revisó con sus interlocutores cubanos el proceso de recomposición de los vínculos bilaterales tras el deterioro registrado durante el gobierno del presidente mexicano Vicente Fox (2000-2006), cuando las relaciones se "congelaron".

La canciller mexicana dijo a Notimex que su país y Cuba tienen "lazos indestructibles" y que a lo largo de los 11 primeros meses del gobierno del presidente Calderón se ha desarrollado un trabajo continuo y discreto para normalizar las relaciones.

"Esta política ha rendido frutos", dijo y afirmó que incluso está abierta la posibilidad de una visita de Pérez Roque a México y de que ella viaje a La Habana a fin de continuar este proceso de acercamiento en el que "estamos platicando de varios temas".

Señaló que para el gobierno de México, las relaciones con América Latina son "absolutamente prioritarias y estamos haciendo todo nuestro empeño por mantener una sólida relación con todos los países (de la región) y desde luego con Cuba; es de todo nuestro interés".

Espinosa dijo que con Cuba se ha avanzado en la regularización de los vínculos en diferentes áreas, aunque existen temas pendientes como la deuda de Cuba con el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) de México, que asciende a más de 300 millones de dólares.

"Estamos reencauzando la relación en todos los ámbitos, esa es nuestra voluntad, más allá del tema pendiente de la deuda", indicó la canciller mexicana al mencionar que está programada una visita del secretario mexicano de Salud, José Córdova Villalobos, a Cuba.

La normalización de las relaciones entre México y Cuba llegó a un punto cumbre en septiembre anterior con la designación de Gabriel Jiménez Remus como nuevo embajador mexicano en la isla.

Y esta misma semana se firmó un acuerdo para reestructurar la deuda del Banco Nacional de Cuba con el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) de México, que actualmente llega a los 400 millones de dólares, se da un paso para normalizar las relaciones financieras y comerciales entre ambos países, y explotar amplias posibilidades de intercambio bilateral, dijo ayer Mario Laborín Gómez, director general de Bancomext. El acuerdo forma parte de una serie de acercamientos entre México y Cuba, que buscan restablecer los nexos diplomáticos.

(Información del Centro de Documentación/ Antonio Salgado)

grg



PUBLICIDAD