aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Cantan intérpretes mexicanos para narcos guatemaltecos

Asegura una página de internet que Los Tigres del Norte, Vicente Fernández y Marco Antonio Solís, entre otros, suelen ofrecer conciertos privados para los capos de ese país

K-Paz de la Sierra dio un concierto privado en Zacapa, a principios de 2007, antes de que Sergio Gómez fuera asesinado . (Foto: Archivo/ELUNIVERSAL )

Guatemala | Lunes 21 de enero de 2008 Redacción EL GRÁFICO | El Universal11:15

No es ningún secreto que la música grupera es la preferida de los narcotraficantes, pero lo que no era tan público hasta ahora es que los más sobresalientes intérpretes mexicanos en ese género han visitado Guatemala para ofrecer conciertos privados, por cantidades millonarias, en las casas de los capos guatemaltecos.

Los Lorenzana, los Mendoza, los Berganza o los León querían seguir el ejemplo de sus compadres mexicanos y celebrar sus propias fiestas privadas, con cantantes tan significativos como Los Tigres del Norte, K-Paz de la Sierra, Vicente Fernández o Marco Antonio Solís, informó el portal Prensalibre.com

Personas cercanas a los Lorenzana, un cartel muy poderoso en el norte de Guatemala, cuentan que el jefe de familia se levanta en bata de casa el día de su cumpleaños al son de Las Mañanitas, interpretadas por Vicente Fernández, quien rara vez falta al aniversario del “abuelo”.

El cantante espera al patriarca al final de la escalera, junto a todos sus hijos. Por la tarde, la lista de intérpretes que se unen a la fiesta es mayor. El mismo K-Paz de la Sierra ha amenizado esas celebraciones, así lo publica la reportera Lorena Seijo.

Los productores musicales, que prefieren omitir sus nombres, por razones de seguridad, afirman que esos conciertos privados se ofrecen desde hace años en Guatemala, pero que ahora han adquirido relevancia, debido a la violencia que los grupos del narcotráfico mexicano han ejercido.

K-Paz de la Sierra dio un concierto privado en Zacapa, a principios de 2007, antes de que su vocalista, Sergio Gómez, fuera brutalmente asesinado en México, en noviembre pasado, según refirió una persona que asistió a la fiesta.

Pese a que los empresarios de conciertos aseguran que el rumor es verídico, los cantantes siempre lo han negado. Se intentó contactar al representante de Fernández, pero fue imposible.

Una finca en Sayaxché, área donde opera el Cartel del Golfo, recibe, al menos dos veces al año, a Los Tigres del Norte, el mayor exponente de ese género musical en el mundo y uno de los primeros en defender los narcocorridos como una expresión cultural de los grupos mexicanos.

Al igual que en México, los traficantes compiten por contar en sus festejos con los mejores grupos, y, por supuesto, les piden que sean fieles. No pueden decir ni una palabra de lo que vean en la fiesta; tampoco ir a cantar para sus competidores.

Los productores musicales afirman que los grupos cobran entre 100 mil y 200 mil dólares por concierto privado, pero son pocos los empresarios musicales que se dedican a traer cantantes de ese género, precisamente para no meterse en problemas.

“Suelen ser empresas pequeñas o personas que sólo hacen de intermediarias para los carteles”, cuenta uno de ellos. Los propios productores creen que los intérpretes muchas veces no son conscientes de quiénes los contratan. Otros, prefieren no preguntar y sólo trabajar.

Eso quizá le sucedió al grupo juvenil RBD, que supuestamente asistió a la fiesta de quinceaños de la hija de los Berganza. A estas fiestas de adolescentes también es habitual que acudan cantantes de reggaetón.

Los productores musicales afirman que este negocio no es sólo una excentricidad más de los narcotraficantes; también es una forma de lavar dinero.

De acuerdo con Pedro Isnardo de la Cruz, catedrático de Ciencias Políticas de la Universidad Nacional Autónoma de México, “hay muchas bandas que cantan para los narcos, o los capos los apadrinan, como estrategia de lavado de dinero. De forma deliberada o no, se establecen contactos entre los artistas y el crimen organizado como ha salido a la luz pública”.



PUBLICIDAD