aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Sí va el proyecto del aeropuerto Texcoco

La construcción será en terreno federal y sin expropiaciones

El proyecto del aeropuerto en Texcoco desató en la pasada administración la resistencia de ejidatarios . (Foto: Archivo/EL UNIVERSAL )

Lunes 21 de enero de 2008 David Aguilar | El Universal

david.aguilar@eluniversal.com.mx

El gobierno de Felipe Calderón construirá en Texcoco un nuevo aeropuerto para la ciudad de México pero, a diferencia de la administración de Vicente Fox, no recurrirá a la expropiación de terrenos ejidales de San Salvador Atenco.

La edificación de la terminal aérea ocupará 9 mil hectáreas que hoy pertenecen al gobierno federal y considera una inversión inicial de 8 mil millones de pesos, indicaron fuentes de alto nivel de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

La licitación del proyecto tomaría un año y medio y se calcula que a finales de 2012 comenzarían las primeras operaciones aeroportuarias.

Para el proyecto, el gobierno retoma un estudio del Massachusetts Institute of Technology Research & Engineering publicado en 2001, y elementos del plan maestro para el aeropuerto de la capital de 1972.

De acuerdo con el funcionario de la SCT, los terrenos federales se consideran suficientes para alojar el recinto del aeropuerto y tres pistas para operaciones simultáneas, que ocuparían sólo 9% de esa área (900 hectáreas). Aseguró que la calidad del suelo en Texcoco es similar a la de la terminal actual.

Así, indicó la fuente, no se necesitarían las 4 mil 550 hectáreas situadas en Atenco, que en 2001 desataron la resistencia de ejidatarios a los que disgustó que el decreto de expropiación del gobierno foxista fijara en siete pesos el precio del metro cuadrado de sus terrenos.

Ahora, señaló, esas tierras serían un “colchón ecológico”, pues no se requieren para la operación de las tres pistas, porque “la tecnología disponible en el mercado permitiría tener la misma distancia” entre ellas y “diseñar el tráfico aéreo sin riesgos”.

La decisión de edificar la nueva terminal dejaría apenas una vigencia de cuatro o cinco años a la inversión en la Terminal 2 (poco más de 800 millones de dólares) y a la remodelación en la Terminal 1, hecha entre 2001 y 2004.



PUBLICIDAD