aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Aparecen cinco ejecutados en Veracruz

Los cuerpos fueron localizados en distintas partes del estado: Dos en el municipio de Pánuco, dos en el ayuntamiento de Cuauhtémoc y uno más en Minatitlán
Xalapa, Veracruz | Lunes 27 de agosto de 2007 Edgar Ávila Pérez/Corresponsal | El Universal22:44

Cinco personas aparecieron ejecutadas este lunes en distintas partes del estado de Veracruz: Dos en el municipio de Pánuco (zona norte), dos en el ayuntamiento de Cuauhtémoc y uno más en Minatitlán (región sur).

Las cinco personas antes de ser asesinadas fueron torturadas y posteriormente abandonadas a las otrillas de carreteras y caminos de los municipios referidos.

Informes ministeriales indican que los primeros dos ejecutados aparecieron a un costado de la carretera Valles-Tampico en el tramo Canoas-Puente Prieto dentro de la congregación Tamos, del municipio de Pánuco.

Los cuerpos estaban casi enfrente del balneario “Lagartomanía” y de acuerdo con los informes periciales, los sujetos fueron torturados, luego les cortaron ambas manos y posteriormente les dieron un tiro en la cabeza.

La Agencia del Ministerio Público informó que uno de los ejecutados fue identificado como Juan Alberto Castro Balderas, mientras que el segundo aún se desconoce su identidad, aunque es de piel morena y de 1.72 de estatura.

En tanto, en la congregación Anahua y en el puente de acceso al municipio de Ciudad Cuauhtémoc, fueron localizados los cuerpos de otras dos personas, las cuales presentaban el tiro de gracia.

Los muertos fueron identificados como José Luis Vidal Rangel y Habacu Ruìz Trejo, quienes presentaban huellas de tortura y el tiro de gracia.

Las primeras investigaciones, revelan que estos cuatro ejecutados provenían de Tampico, Tamaulipas, e incluso se presume que en ese estado fueron asesinados.

Mientras tanto, se reportó que en la carretera antigua a Minatitlan a la altura de la comunidad de Mapachapa, en el sur de Veracruz, apareció ejecutado el cuerpo de un hombre de entre 35 y 40 años de edad.

El cadáver, con los ojos vendados, presentaba el tiro de gracia y fue arrojado junto con un mensaje escrito en una cartulina que decía: “Carnal te equivocaste estos no son secuestradores".



PUBLICIDAD