aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




¿Cuánto cuesta el cuerpo humano?

Muchos trabajadores ignoran que perder una parte del cuerpo no implica recibir una pensión completa de por vida. Para la ley, cada parte del cuerpo tiene un valor.

Los oficios con más alto índice de pérdidas de miembros son los de carnicero, tronquelador y albañil. (Foto: Archivo EL UNIVERSAL )

Martes 14 de agosto de 2007 JULIÁN SÁNCHEZ | El Universal

Cada año, 13 millones de mexicanos sufren accidentes de trabajo, sin embargo, aquellos en los que el trabajador pierde un miembro implican el inicio, no sólo de una vida diferente, sino de una lucha por obtener una indemnización. Muchos de los afectados ignoran que perder una parte de su cuerpo afecta el porcentaje de su pensión, pues para la ley cada parte del cuerpo tiene un valor.

Dedos, brazo, antebrazo, piernas, pies e incluso testículos o senos tiene frente a la ley un diferente valor porcentual de indemnización.

La Ley Federal del Trabajo precisa, por ejemplo, que por la pérdida total de la mano, el afectado recibirá un porcentaje de incapacidad, de entre 65 a 75% de su salario; por el pie, 50 a 55%; brazo 70 a 80%; por los dos testículos, 40 a 100%, considerando la edad del paciente; por el pene, de 50 a 100%; y por los dos senos, 50 a 70%.

En mayor medida, son los miembros superiores, como dedos y brazos los que más se pierden durante las jornadas de trabajo, explica María Teresa Rojas Jiménez, especialista de la Unidad de Medicina Física y Rehabilitación del Sur, del IMSS.

Los oficios que registran el más alto índice de pérdidas de miembros o accidentes que derivan en amputación, son los de carnicero, troquelador y albañil, indica Rojas.

Anastasio Miguel Ángel Padilla Sánchez, de 28 años de edad, perdió la mano y parte del brazo, cuando el pasado 23 de enero trabajaba en una empresa dedicada a fabricar artículos de plástico. Debido al deterioro del guante con el que laboraba, éste se pegó en la máquina que le destrozó la mano.

Anastasio comenta que había pedido el cambio de guantes en la empresa, pero se lo negaron con el argumento de que “todavía aguantan”, considera, fue la causa del accidente, y piensa que ahora sus patrones deben de indemnizarlo con 100% de su salario.

Sin embargo, esa posibilidad está muy lejana. La empresa en la que él trabajaba cuando sufrió el accidente se declaró en quiebra por deudas fiscales, y Padilla Sánchez no ha sido indemnizado, ni tiene para pagar la prótesis que cuesta más de 50 mil pesos.

De acuerdo con la Constitución y la Ley Federal del Trabajo, los patrones son responsables de los accidentes que se susciten en sus empresas, así como de las enfermedades derivadas de la actividad laboral.

El vocero del Sindicato del Seguro Social, Bulmaro Guerrero, comenta que los accidentes no sólo generan un costo a dependencias como el IMSS, sino también a las empresas y aseguradoras, debido a que existe el riesgo de lesiones permanentes o incluso la defunción de los trabajadores.

De acuerdo con el IMSS y la Secretaría del Trabajo, pese a que en los últimos 10 años han bajado los accidentes laborales en México, éstos cada vez son más graves, y dejan secuelas permanentes en el trabajador, incluso reconocen que pese a la disminución, aún es elevado el porcentaje de percances.

Datos de esas dependencias señalan que en promedio, la tasa de incidencia es de 2.18, y las entidades con mayor riesgo son Distrito Federal, Jalisco, Nuevo León, estado de México, Veracruz y Guanajuato.

En tanto que las áreas de mayor riesgo son la industria de la minería, el transporte de carga y la construcción, seguidas. Más abajo están la extracción de grafito y minerales metálicos y no metálicos en minas de profundidad, así como la extracción y beneficio de carbón mineral, las construcciones de obras de infraestructura y edificación en obra pública.



PUBLICIDAD