aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Comen zacatecanos ratas de campo por contenido proteínico

Provocan características medicinales que se le atribuyen, caza furtiva y comercio clandestino de la especie, cuya venta es sustento de familias pobres
Zacatecas, Zac. | Martes 08 de mayo de 2007 Notimex | El Universal12:45

Por las características medicinales que se le atribuyen y su alto contenido proteínico, la rata de campo es consumida por los zacatecanos, lo que ha derivado en cacería furtiva y comercio clandestino de la especie, cuya venta es sustento de familias pobres.

Don Filiberto Vázquez, de 67 años de edad, quien desde hace varias décadas se dedica a la cacería y venta de la rata de campo como forma de sustento para su familia, comenta que "a los zacatecanos nos dicen ´los comerratas´".

A los roedores los vende durante los fines de semana en diversos municipios del estado, y sus clientes le piden desde uno hasta cinco animales, cuyo precio oscila, según el tamaño, entre 20 y 25 pesos.

Entre sábado y domingo, don Filiberto vende, en promedio, 25 ejemplares, que con antelación prepara y deja limpias.

"Sólo a unas cuantas ratas les quito el pellejo, a otras se los dejo, porque hay clientes que no me creen que se trata de ratas de campo y tienen que verles el pelo", subrayó.

Don Filiberto Vázquez refiere que caza las ratas en el monte, y que no tiene otra forma de sustento, por lo que durante la semana está en el campo buscando las madrigueras de estos animales y tiene que cavar hasta un metro de profundidad para poder obtener las presas.

Un caso similar es el de Ladislao Vázquez Mata, también cazador furtivo de la rata de campo, quien los fines de semana vende hasta 40 ejemplares en diversos mercados.

Ambos tienen que esconderse para comercializar las presas, porque "las autoridades no nos dejan cazar ni vender la ratas, pero no tenemos otra forma de sostenernos y llevar dinero a nuestra casa".

Desde hace algunos meses, el señor José Gutiérrez compra dos ratas de campo los fines de semana, las que da a un niño de su familia porque le detectaron desnutrición, lo que agravó los síntomas que ya tenía por polio, y "no me la va a creer, pero ya está mucho mejor, a los 15 días se sentía bien y ya iba a la rehabilitación".

María Rodríguez explica que siempre ha consumido rata de campo, pero retomó su hábito con mayor intensidad hace un mes, porque sufría de fuertes dolores de cabeza por "las malpasadas que me daba".

"Una rata de campo se cuece en un litro de agua, se le agrega cebolla, ajo, sal y un poquito de arroz. Con eso tiene para aprovechar todas las proteínas, si desea que el sabor del caldo mejore, entonces agréguele verduritas", comenta.

SIGUE.

Comen zacatecanos. dos y último. verduritas".

La mujer indica que el sabor de la carne de rata de campo es similar a la de pollo, además de que tiene importantes propiedades.

Don Andrés de León Chávez, quien desde niño consume este alimento, dice que "la rata de campo es muy nutritiva y mi padre la consumía desde antes que yo naciera, así que cuando me detectaron anemia la volví a comer y vea cómo no se me nota que tengo 70 años".

Aurora Solís Pérez detalla que este alimento es medicinal y tiene muchas proteínas, además de que recuerda que desde hace 10 años consume la rata de campo, porque tiene anemia.

"Todos saben que la rata de campo es buena y es limpia porque consume puras semillas", añade.

Mientras se extiende la creencia de que la rata de campo es altamente nutritiva, la demanda de la misma crece entre la población zacatecana y, por lo mismo, las autoridades que protegen el medio ambiente incrementan sus acciones para evitar la caza clandestina de este roedor.

El subdelegado de Planeación de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Manuel Macías Patiño, refiere que el problema con la caza de la rata de campo es que no se realiza de manera sustentable para la ecología.

Es decir, los cazadores matan a todos los animales que se encuentran en la madriguera y no dejan a los pequeños o a los padres para la posterior reproducción, indica.

El funcionario federal enfatizó que muchos problemas del medio ambiente son resultado de la pobreza, pues la caza del roedor es sostenimiento diario de familias.

Sin embargo, no se toman medidas para garantizar la permanencia de la especie, cuya importancia radica, entre otras, en que comen semillas que en su estómago suavizan y dispersan para la reproducción de la flora.

Además, con sus madrigueras contribuyen a captar agua de lluvias que recargan los mantos acuíferos.

Tras confirmar las propiedades proteínicas de la rata de campo, Macías Patiño indica que en esta entidad sólo existe una Unidad de Manejo Ambiental (UMA) en la que se reproduce, caza y vende la rata de campo de manera sustentable, y es la de San Antonio de Triana, ubicada en el municipio de Villa de Cos.

Por su parte, Julián Castillo, del departamento jurídico de la Procuraduría Federal del Protección al Ambiente (Profepa) en Zacatecas, señaló que la Ley General de Vida Silvestre prohibe la cacería de diversas especies de fauna, entre ellas la rata de campo.

Por ello, se realizan operativos constantes en el territorio zacatecano para evitar la caza de la especie.

No obstante, dijo que la Profepa aplica generalmente multas cuyos montos son bajos, aunque aclaró que la rata de campo no se encuentra en un estatus de peligro y mucho menos de extinción.

Acotó que se deben tomar las medidas necesarias para evitar que se llegue a ese grado, sobre todo por la alta demanda que existe debido a sus propiedades alimenticias.

sgf



PUBLICIDAD