aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Exhiben 50 fotos de Frida y Diego Rivera en Museo del Chopo

Las imágenes pertenecen a diversos artistas de la lente como los Hermanos Mayo, Guillermo Kahlo, Manuel Alvarez Bravo, Bernard G. Silverstein y el estadunidense John Woodmann, entre otros
Ciudad de México | Sábado 24 de marzo de 2007 Notimex | El Universal11:35

El Museo Universitario del Chopo exhibe a partir de la víspera y durante abril próximo en la Librería Educal de Buenavista, la exposición fotográfica Diego y Frida. Una sonrisa a mitad del camino.

La muestra está conformada por 50 imágenes de diversos artistas de la lente, como los Hermanos Mayo, Guillermo Kahlo, Manuel Alvarez Bravo, Bernard G. Silverstein y el estadunidense John Woodmann, quien castellanizó su nombre por el de Juan Guzmán, entre otros.

Las imágenes muestran diversos pasajes de la vida de ambos artistas mexicanos: Frida Kahlo (1907-1954) y Diego Rivera (1886-1957), de quienes en este 2007 se conmemora el centenario de natalicio y cincuentenario de fallecimiento, respectivamente.

En su recorrido por la muestra montada en la librería ubicada a un costado de la Biblioteca Vasconcelos, que por momentos parece irrumpir en la geografía de estantes del sitio, el espectador podrá disfrutar de una pátina de largos encuentros amorosos que le dan vida a las imágenes, lo cual las transforma en algo más que fotografías en blanco y negro.

Las imágenes son también un diario de sentimientos, de amores atormentados y de humores políticos encerrados en una filigrana de plata que se han salvado de la dispersión y el olvido, y se han convertido en material visual de la curiosidad de muchos.

El interesado en recorrer este cúmulo de imágenes, que a primera instancia parecieran atrapadas por el clic de un aparato fotográfico, descubrirá al hurgar imágenes que pueden ayudar a comprender la forma de pensar y de vivir de los controvertidos artistas de la plástica mexicana.

Imágenes de Diego besando a Frida, cuando ésta se encontraba convaleciente en la cama de un hospital, o juntos en una marcha del Partido Comunista, así como las imágenes que revelan su relación con León Trotsky o con José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros, son algunas de los que a primera instancia pudieran ser lugares comunes.

Sin embargo, en esta máquina del tiempo que es cada una de las fotografías, también se puede saber quienes eran los abuelos de Frida y Diego y, se puede conocer la fisonomía de ambos desde la edad de cuatro años, como lo describe la foto que Guillermo Kahlo le tomó a su hija Frida.

La exposición es como un génesis, ya que narra en blanco y negro desde la infancia (casi nacimiento) de los dos artistas, hasta la muerte, primero de Frida y luego de Diego, pasando por imágenes de su vida diaria, sus amores, amigos, fiestas y casas.

Eso es Diego y Frida. Una sonrisa a mitad del camino: el alfa y el omega de dos vidas.

mzr



PUBLICIDAD