aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




¿Sabes el significado de los colores de las velas?

Cobre para el dinero, oro para la confianza, plata para la neutralidad, blanco para la pureza, rojo para la salud y muchos más son los colores que tienen las velas de la prosperidad y la abundancia
Ciudad de México | Domingo 31 de diciembre de 2006 Notimex | El Universal

Entre las creencias que existen para despedir al año viejo y recibir al nuevo, prender velas tiene un significado por cada color que éstas tengan, o por los elementos extras que contengan.

Cobre para el dinero, oro para la confianza, plata para la neutralidad, blanco para la pureza, rojo para la salud y muchos más son los colores que tienen las velas de la prosperidad y la abundancia, ya sea en el hogar o en el trabajo, que se venden en estas fechas con este objetivo.

También en estas fechas es común la compra de velas o pequeñas veladoras de color blanco, que se prende una cada primer día de mes con la idea de que la casa familiar sea bendecida.

En ambos casos, su precio va de 30 a 50 pesos, si son solas o blancas por docena cuestan menos, pero aquellas que son de colores o están preparadas con semillas (trigo, arroz, lenteja y alpiste) suben de precio.

Por estas fechas en particular, aunque también se da en todo el año, cientos de capitalinos acuden a los puestos de los mercados de La Merced y de Sonora para comprar sus velas y veladoras, que en el caso de las blancas se llevan a la iglesia a bendecir el último día del año.

Los vendedores de esos centros comerciantes además venden otros productos que, según ellos mismos, sirven para atraer al ser querido, alejar la mala suerte y tener trabajo, salud y dinero.

Entre los amuletos hay imágenes religiosas, hierbas, lociones, herraduras, imágenes de la Santa Muerte, hasta animales como colibríes, patas de conejo y búhos, cuyos precios van de los 10 a los 50 pesos, según el tamaño y preparación.

Los últimos días de este año, miles de capitalinos que acuden a comprar a La Merced la fruta para el ponche y todo lo necesario para la cena de la ocasión aprovechan para hacerse de alguno de esos amuletos, "por si las dudas", y prepararse para tener un mejor 2007.

Sobre todo porque el precio de las velas blancas afuera de las iglesias alcanza hasta 60 pesos, mismo que para el último día del año se incrementará.

Sobre las cábalas de fin de año con las velas de colores, vendedores de los mercados de La Merced y Sonora explicaron que para que surtan efecto se deben prender las 12 en los primeros minutos del día primero de enero.

De ellas, continuaron, sólo una deben del color de preferencia dejarla encendida hasta que se consuma y posteriormente prender una cada primer día de mes de 2007.

Otros de los significados de los colores de las velas son: blanco (sinceridad), rojo (vigor sexual), azul fuerte (impetuosidad), azul celeste (tranquilidad), rosa (honor), morado (poder), naranja (atracción), amarillo (confianza) y verde (fertilidad).

Este domingo 31 de diciembre, la mayoría de los católicos acuden a su iglesia para participar en la tradicional última misa del año, donde además de bendecir sus velas aprovechan para bendecir pan, sal, semillas e imágenes religiosas, todo con el fin de asegurar la paz, dicha y prosperidad para el próximo año.

Después de ello, regresan a sus hogares para que en los primeros minutos del año nuevo practiquen otras cábalas que tienen diferentes intenciones, como sacar a "pasear" las maletas para que no les falten los viajes durante el año entrante.

Barrer sus casas y tirar agua por la ventana para sacar las "malas vibras" , ponerse ropa interior de color rojo para ser beneficiarios del amor y amarillo por el dinero.

Algunas de las tradiciones que se practican en los últimos minutos del año nuevo y primeros del nuevo está comer una docena de uvas, representativas de los meses del año, y pedir un deseo por cada una de ellas y al final brindar por el año nuevo.

La velas han estado unidas a la Navidad desde hace siglos, su significado en el mundo cristiano es el de iluminar y purificar, pero también de esperanza y salvación, mientras que en otras culturas se han encendido para ahuyentar los malos deseos.

Un grupo de cuatro velas navideñas en una canasta conmemoran el adviento: las cuatro semanas antes de Navidad.

El origen de las velas en Navidad se remonta a cuando la Virgen María dio a luz a Jesús en un pesebre bajo la luz de una vela. Desde entonces, los días 25 de diciembre los hogares cristianos se iluminan con velas rojas y verdes para celebrar ese momento.

Desde la antigüedad las velas se han utilizado para alejar los malos espíritus, aunque hoy han evolucionado las ideas y forman parte habitual de la decoración de cualquier hogar con el objetivo de crear un ambiente cálido y acogedor.

eca



PUBLICIDAD