aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Recuerdan masacre de 1960 en Chilpancingo

Reprochan familiares y sobrevivientes de la masacre del 30 de diciembre de 1960 que sigan las mismas condiciones de corrupción en el gobierno estatal y en la Universidad Autónoma de Guerrero
Chilpancingo, Guerrero | Sábado 30 de diciembre de 2006 Juan Cervantes Gómez/ Corresponsal | El Universal19:57

Familiares y sobrevivientes de la masacre del 30 de diciembre de 1960, en esta capital, que provocó la caída del ex gobernador Raúl Caballero Aburto, reprocharon a las autoridades universitarias y gubernamentales que a 46 años de la matanza de más de 17 ciudadanos, todavía sigan las mismas condiciones de corrupción en el gobierno estatal y en la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), a la que criticaron que mantenga un silencio absoluto ante los problemas sociales.

Felipe Medina Mazón, uno de los sobrevivientes de la masacre perpetrada por el 24 y 50 batallón de infantería del Ejército mexicano de aquel tiempo, criticó que de parte del gobernador de Guerrero, Zeferino Torreblanca Galindo, haya poca sensibilidad para responder a las exigencias del pueblo pobre de Guerrero.

Y les recordó a los diputados locales del Congreso local, su poca responsabilidad legislativa por haber aprobado un presupuesto al gobernante guerrerense para que lo maneje discrecionalmente y con poco sentido social, lo que va a originar que "el descontento que ya se inició aumente, el pueblo de Chilpancingo y de Guerrero, sabe cuando le fallan sus gobernantes y sabe cuando deberá a salir a la calle, por lo mientras ya comenzaron los chiflidos de rechazo".

Además les pidió a los legisladores locales y los integrantes del gobierno estatal, que de sus jugosos bonos, aguinaldos y de las nóminas secretas salgan los apoyos en cobijas, cobertores y alimentos para ayudar a los más pobres de Guerrero.

En el acto conmemorativo por el 46 aniversario luctuoso por los "Mártires del 60 de Chilpancingo", por primera vez estuvo presente un alcalde, en este caso Mario Moreno Arcos, quien dijo que el acto luctuoso no sólo le debe corresponder a los universitarios, sino al pueblo chilpancingueño.

El rector de la UAG, dijo que nunca más las armas del Ejército mexicano deben disparar en contra del pueblo inerme porque son tiempos de diálogo y concertación, porque ahora la UAG, desarrolla la academia y la investigación en otra lucha frontal contra el atraso científico y tecnológico de esta entidad, "ahí es donde respondemos al derramamiento de sangre del pueblo de Guerrero".

sgf/eca



PUBLICIDAD