aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




¿Cómo se vivió en las gradas la gran final Toluca-Chivas?

Es el infierno el paraíso del Rebaño Sagrado
Ciudad de México | Domingo 10 de diciembre de 2006 Notimex | El Universal15:01

El estadio Nemesio Díez, conocido como el "infierno" , casa de los Diablos Rojos, se convirtió hoy en el "paraíso prometido" del "Rebaño Sagrado" , al ganar hoy Guadalajara 2-1 (3-2 global) al Toluca la final del Torneo Apertura 2006 del futbol mexicano de la Primera División.

En la tribuna como en la cancha fue un encuentro de vueltas, de dos tiempos, un primer periodo lleno de emociones y colmado de jugadas extraordinarias de Antonio Naelson "Sinha" , el uruguayo Vicente Sánchez, el argentino Bruno Marioni y el resto de la compañía escarlata.

Los integrantes de la porra "Perra Brava" dieron la bienvenida al portero rojiblanco con el coro "Oswaldo no vas a ser campeón, eso lo sabemos todos y su ..." .

Con el silbatazo inicial del árbitro mundialista Armando Archundia salió de la "Perra Brava" la quema de pólvora, el sonido del tambor de guerra y diversas expresiones para resaltar cada una de las jugadas de los integrantes del equipo de casa.

Más de uno surgió como nuevo hijo de "Sinha" cuando hizo sus extraordinarias gambetas, al decir algunos aficionados la expresión "bien papá".

Para impulsar al menudo y habilidoso charrúa la porra escarlata gritó "dale Vicente, dale Vicente" , pero también el jugador recibió recriminaciones cuando se quedó parado en lugar de ir por un balón: "Es un huevón, es un huevón".

El gol de Bruno Marioni hizo estallar a la afición de júbilo y se escuchaba repetidamente: "Olé, olé, olé, Diablos, Diablos".

Todo era alegría en la primera parte de la batalla para los de casa, pero luego cambió el panorama en el segundo tiempo, y tocó a los rojiblancos vivir su pasión, disfrutar el triunfohasta volverse locos de felicidad.

El defensa central Francisco Javier Rodríguez inició el camino a la gloria con el gol de la igualada 1-1. Guadalajara recobraba la alegría media perdida en el primer tiempo, y fueron ellos los que corearon "Chivas, Chivas" y cantaban el "olé, olé, olé, Chivas, Chivas".

Los ánimos medio se calentaron cuando el defensa central Paulo da Silva bloqueó y hasta arrolló al pequeño Omar Bravo, de la tribuna baja donde se sentó la mayoría de seguidores de Chivas salieron los recuerdos a las madres y posteriormente ambos jugadores pusieron calma y se saludaron.

La afición de casa trató de revivir a su equipo con incesantes "vamos, vamos Diablos, vamos a ganar" , pero el cántico de la "Perra Brava" pronto se ahogó con el "tiro de gracia" que les dio el "Bofo" Bautista al marcar el segundo y último gol del día.

Con la anotación estallaron de júbilo los seguidores del "Rebaño Sagrado", brincos, abrazos, llanto y baños de cerveza sirvieron para la espontánea celebración rumbo al triunfo y obtención de la corona.

"­Dónde están esos diablitos que nos iban a ganar" , gritaban los seguidores del Guadalajara conforme se acercaba el final retomando de paso el "olé, olé, olé, Chivas, Chivas" .

El momento fue propicio para vitorear a uno de sus máximos jugadores "Bofo, Bofo, Bofo..." y ensalsaron al portero Oswaldo Sánchez cuando se quedó con el balón en remate con la cabeza a quemarropa de Marioni al gritar "portero, portero, portero" .

Y como broche de oro cantaron a coro el "Cielito lindo" , convirtiendo la popular canción en un himno de victoria al tiempo que fritaban "campeón, campeón, campeón" ante el silbatazo final de Archundia Téllez, que provocó las lágrimas de la derrota de los "mexiquenses" y de inmensa felicidad de los seguidores Chivas.

rcr



PUBLICIDAD