aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Muere modelo brasileña víctima de anorexia

Se trata de Ana Carolina Reston, de 18 años de edad, quien falleció de una infección generalizada provocada por su extremada debilidad; medía 1.74 metros de altura y sólo pesaba 40 kilos; participó en un catálogo de Armani

La modelo brasileña Ana Carolina Reston, de 18 años de edad. (Foto: O Globo )

Ciudad de México | Miércoles 15 de noviembre de 2006 Redacción EL UNIVERSAL.com.mx | El Universal12:07

La modelo brasileña Ana Carolina Reston, de 18 años de edad, falleció víctima de anorexia y de una infección generalizada provocada por su extremada debilidad, informó este miércoles la prensa.

De acuerdo con el sitio IBLNEWS.com, Reston, quien medía 1.74 metros de altura y sólo pesaba 40 kilos, fue hospitalizada hace unas semanas tras padecer una infección urinaria que se transformó en insuficiencia renal y después en infección generalizada.

La joven viajaría en los próximos días a París, donde posaría para fotos de publicidad.

La directora de L´Equipe, Lica Kohlrausch, informó que Ana Carolina llegó a participar en un catálogo para el diseñador Giorgio Armani en Japón.

"Poco después, la corresponsal de la agencia me llamó para decirme que Ana Carolina estaba muy flaca. Eso me dejó preocupada pues fue manifestado por una persona acostumbrada a trabajar con modelos, y consideramos que era mejor que volviera (a Brasil)", dijo Kohlrausch.

Modelo desde los 13 años, Ana Carolina ya había trabajado, además de Japón, en México, China y Turquía, pero últimamente estaba demasiado delgada pues solo comía manzanas y tomates, aunque todos sabían que a ella le gustaba el plato nacional brasileño de frijoles y carne de cerdo, la feijoada.

La noticia de la muerte de una modelo por debilidad causada por una alimentación inadecuada reabrió el debate sobre las exigencias mínimas para el ejercicio de la profesión y el apoyo a iniciativas como la de la Pasarela Cibeles, en Madrid.

Las modelos demasiado delgadas no pudieron desfilar en la madrileña Pasarela Cibeles, del 18 al 22 de septiembre, por una decisión destinada a frenar la moda que obliga a las jóvenes españolas a perder peso obsesivamente.



PUBLICIDAD