aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




San Lázaro, vigilada por más de 3 mil militares y policías

Batallones de la Policía Federal Preventiva (PFP) y del Estado Mayor Presidencial (EMP) ocuparon las partes sensibles del Palacio Legislativo para la celebración del último informe del presidente Vicente Fox: los accesos, los edificios y las bardas
Ciudad de México | Jueves 17 de agosto de 2006 Andrea Merlos, Jorge Herrera y Alejandro Medellín | El Universal

Batallones de la Policía Federal Preventiva (PFP) y del Estado Mayor Presidencial (EMP) ocuparon las partes sensibles del Palacio Legislativo para la celebración del último informe del presidente Vicente Fox: los accesos, los edificios y las bardas.

En el interior, los batallones cuentan con un total de mil 100 elementos. En el exterior del inmueble fueron desplegados además dos mil efectivos de la PFP, el EMP y las policías del Distrito Federal.

Los guardias presidenciales restringieron ayer tres de los cinco accesos a la Cámara de Diputados, incluso para los legisladores electos que intentaron recorrer las que serán sus nuevas instalaciones.

El número de retenes aumentó y los accesos para llegar se restringieron.

La presencia de las guardias presidenciales, que integran el cuerpo militar mexicano, superó por completo al número de elementos de la PFP que hacen rondines dentro de las instalaciones del Palacio Legislativo.

No basta pasar un retén con identificación en mano, los registros se incrementaron a por lo menos cuatro retenes antes de llegar a uno de los accesos de San Lázaro.

Además, dentro las instalaciones legislativas se cerraron las puertas de los edificios, por lo que sólo puede accederse por el sótano.

Once batallones resguardan las instalaciones de la Cámara de Diputados.

En tanto, elementos de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) intervienen de manera indirecta y ocasional en los operativos de la Cámara de Diputados.

Dos batallones operan dentro; nueve resguardan afuera

Sólo dos batallones cuentan con la instrucción de operar dentro de los edificios del Palacio Legislativo de San Lázaro: uno del Cuerpo de Guardias Presidenciales, adscrito al Estado Mayor Presidencial, y al mando del general Jorge Cuevas, y otro de la PFP.

Los nueve batallones restantes se ubican fuera de los edificios de la Cámara de Diputados y entre ellos hay un batallón especial denominado "Fuerza Federal de Apoyo", cuya labor específica es la de encabezar los contingentes de choque.

Los 100 elementos del Cuerpo de Guardias Presidenciales actúan como grupos de vigilancia y supervisión en el sótano o basamento de la Cámara de Diputados.

Cuidan las áreas donde hay tomas de energía eléctrica, los estacionamientos, así como los accesos subterráneos a los ocho edificios donde se ubican: el recinto de sesiones, oficinas de diputados, auditorios y despachos administrativos.

Tienen su dormitorio en la parte menos utilizada del sótano, y su base de operaciones está en la parte externa del inmueble muy cerca del helipuerto.

El batallón de la PFP tiene la misión de cuidar el perímetro interno de la Cámara, en especial las áreas de acceso externo, tanto de los estacionamientos exteriores (tres), como aquellos para visitantes y personal de la Cámara (tres).

Dentro del perímetro de la Cámara de Diputados se encuentran distribuidos los batallones de la PFP, con una base de operaciones en el estacionamiento, donde se encuentra el helipuerto de San Lázaro.

El uniforme de los elementos del EMP es de color negro. Algunos usan zapatos y otros botines del mismo color. Se distinguen por una gorra negra con la leyenda en letras doradas: "Seguridad". Mientras, los integrantes de la PFP portan uniforme gris claro. La gorra es del mismo color. Algunos, además, portan protecciones en color negro para pecho, codos, rodillas, pies y cara.

En las calles aledañas al recinto hay unos dos mil elementos de la PFP, EMP y de la policía del DF, amén de 12 vehículos antimotines.



PUBLICIDAD