aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Inicia inmunización masiva tras sismo en Indonesia

Informa la OMS que habrá campaña de prevención de sarampión en niños y también 1.2 millones de adultos serán vacunados contra el tétanos, ya que después de un desastre de esa naturaleza, se tiene alto riesgo de contagio
Yakarta, Indonesia | Miércoles 07 de junio de 2006 EFE | El Universal10:03

Las autoridades indonesias iniciaron hoy una campaña de vacunaciones masivas contra el sarampión y el tétanos en la región de Java Central, golpeada por el sismo del pasado 27 de mayo, que causó más de 6 mil muertos.

Más de 135 mil niños de cinco años serán vacunados en los próximos días contra el sarampión, según informó el director de proyectos de Sanidad de UNICEF, David Hipgrave.

? Después de desastres como el terremoto, los niños están malnutridos y viven en espacios abarrotados que son especialmente vulnerables a enfermedades que se pueden prevenir. Es necesario un esfuerzo especial para inmunizarles lo antes posible?, explicó Hipgrave al inicio de la campaña.

Según UNICEF, las condiciones en las que viven los centenares de miles de desplazados desde hace diez días facilitan la rápida transmisión del virus del sarampión, que puede ser letal.

?Los niños malnutridos tienen un alto riesgo de complicaciones y muerte a causa del sarampión?, añadió Hipgrave.

La respuesta ha sido alta y centenares de madres con bebés inquietos en brazos esperaron su turno a lo largo de toda la mañana para que sus hijos recibieran la dosis de vacuna y un suplemento de vitamina A.

Las áreas prioritarias son los distritos de Bantul, al sur de la ciudad de Yogyakarta, y Klaten, al norte de ésta.

Paralelamente a la campaña de prevención de sarampión, en los próximos días también 1.2 millones de adultos serán vacunados contra el tétanos, informó la portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Yogyakarta, Harsaran Pandey.

Esta inmunización masiva en la población adulta desplazada tiene lugar tras haberse detectado nueve casos de la enfermedad, uno de ellos mortal, desde el terremoto.

La OMS considera que la inmunización antitetánica es ?extremadamente importante, ya que muchos se han expuesto a cortes pequeños y heridas abiertas y también porque las comunidades han empezado a limpiar los escombros de las casas dañadas y están expuestos al tétanos".

Esta enfermedad, causada por una bacteria, es mortal en aproximadamente 30% de los casos.

Para evitar también la aparición de epidemias, varias organizaciones internacionales distribuyen agua potable a los desplazados y están construyendo letrinas.

La inexistencia de grandes campos de desplazados reduce el riesgo de grandes brotes de enfermedades contagiosas, según declaró a Efe recientemente Miguel de Urquía, coordinador de Cruz Roja Española en Yogyakarta.

Mientras la operación humanitaria para las víctimas del terremoto progresa con rapidez, todos los ojos están puestos ahora en el cercano volcán Merapi.

El volcán, a unos 30 kilómetros de la zona afectada, está en alerta máxima desde el pasado 13 de mayo, y podría entrar en erupción en cualquier momento.

Al menos 11 mil personas fueron evacuadas ayer de la ladera sur del volcán tras el intenso aumento de actividad volcánica registrado.

Entre el domingo y el lunes las nubes ardientes (una mezcla de gases tóxicos, cenizas y piedras incandescentes a más de 600 grados centígrados) , alcanzaron 4 mil metros desde la cima y se duplicaron las emanaciones de lava.

La actividad del Merapi descendió en las primeras horas de hoy pero la mayoría de desplazados optaron por permanecer en los campos.

?Es normal que haya días de más y menos actividad en el Merapi pero el riesgo de una erupción fuerte es aún muy elevado, hay que extremar las precauciones?, declaró el director del Observatorio Vulcanológico del Merapi (OVM), Subandriyo.

A diferencia de otros volcanes, las erupciones del Merapi no son verticales sino que se producen al desplomarse el cono volcánico de magma.

En el peor de los escenarios contemplados por el OVM, la explosión del volcán arrasaría hasta 12 kilómetros.

Cuando el terremoto devastó los alrededores de Yogyakarta hace una semana y media, todo el operativo de emergencia desplegado en el Merapi se trasladó hasta allí.

Si el volcán explotase, parte de esos recursos regresarían para atender las necesidades de los evacuados, indicó hoy la Oficina de Coordinación de Naciones Unidas en Yogyakarta.

mvc/lv



PUBLICIDAD