aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Abusos de militares, señala reporte sobre "guerra sucia"

En el informe, que reproduce una parte The New York Times, se menciona el ?plan genocida? de secuestro, tortura y asesinato de cientos de personas en Guerrero
Ciudad de México | Lunes 27 de febrero de 2006 Redacción online | El Universal11:10

Un reporte secreto preparado por la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado señala que los militares mexicanos llevaron a cabo un ?plan genocida? de secuestro, tortura y asesinato de cientos de personas sospechosas de subversión en el estado de Guerrero durante la llamada ?guerra sucia?, desde finales de la década de los 60 y principios de los 80, informa el diario The New York Times.

El reporte, que no ha sido suscrito por el gobierno del presidente Vicente Fox, pero que fue filtrado por sus autores la semana pasada, dice que el plan genocida fue ordenado por el presidente Luis Echeverría en 1970 e instrumentado por Hermenegildo Cuenca Díaz, quien era el secretario de Defensa en esa época.

Está basado en documentos desclasificados del ejército mexicano y, por primera vez, proporciona nombres de oficiales del ejército y unidades involucradas en la destrucción de pueblos enteros de las que el gobierno sospechaba que operaban como campamentos base para el líder rebelde Lucio Cabañas.

En esos pueblos, los soldados reunían a hombres y niños, ejecutaban a algunos ahí mismo y detenían a otros, y después utilizaban la violencia, inclusive la violación para alejar o dispersar al resto de los pobladores, indica el reporte. La mayoría de los detenidos sufría torturas severas, incluyendo palizas, choques eléctricos y se les forzaba a beber gasolina en instalaciones militares que operaban como ?campos de concentración?.

?Con esta operación se estableció una política de estado en la que las autoridades relacionadas con el ejército (el presidente, los secretarios de estado, la guardia presidencial, los comandantes de la región militar en Guerrero y los oficiales de tropa a su mando) participaban en la violación de los derechos humanos bajo la justificación de perseguir a unos fugitivos malos?, indica el reporte.

?Una estrategia tan clara contra la guerrilla no podría haber sido posible sin la aprobación explícita del presidente?.

El mandatario Fox y el fiscal especial Ignacio Carrillo Prieto, sin embargo, no avalaron el reporte, que fue presentado al Presidente en diciembre.

Carrillo, quien fue designado por Fox hace cuatro años, dijo que el gobierno se rehusó a hacer público el reporte tal cual fue entregado.

Este reporte es un borrador no editado de un documento conocido como ?El libro blanco?, y que es un recuento histórico gubernamental de los abusos cometidos por el Partido Revolucionario Institucional.

Durante una entrevista el viernes, Carrillo dijo que el borrador del reporte, preparado por un equipo de 27 investigadores, incluyendo algunos ex estudiantes, militantes y abogados de las víctimas, estaba lleno de prejuicios y salpicado de un lenguaje ?cargado?. El fiscal especial dijo que en el documento se culpa de la ?guerra sucia? a los militares sin tomar en cuenta los abusos cometidos por los grupos rebeldes. Carrillo dijo que al presidente Fox se le entregaría una versión editada del documento el lunes, y que después ésta se haría pública.

?En el texto hay aseveraciones de que el Ejército realizó esta operación por su cuenta, pero no lo hicieron solos. La hicieron en respuesta a las órdenes de otros civiles de ?arriba??, dijo Carrillo.

La disputa sobre el borrador de ?El libro blanco? ocasionó una profunda ruptura en la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado. El puñado de investigadores de derechos humanos que conoce el reporte considera que ofrece un atisbo al caos que ha paralizado los esfuerzos de la Fiscalía Especial y desata nuevos cuestionamientos hacia el compromiso del Presidente de castigar a los oficiales responsables de los abusos de poder en el pasado.



PUBLICIDAD