aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Ejército y agentes federales sitian Acapulco tras balacera

Revisan autos sospechosos. Narcos se disputan costa de Guerrero: informe
Domingo 29 de enero de 2006 Silvia Otero y Laura Reyes | El Universal

ACAPULCO, Gro.- El puerto amaneció sitiado por elementos de la Agencia Federal de Investigación, de la Policía Federal Preventiva, del Ejército y de las corporaciones policiacas locales, luego de la balacera del viernes que dejó cuatro muertos y seis heridos.

Los oficiales federales y estatales, ubicados en distintos puntos de la ciudad, revisaron vehículos sospechosos y pidieron identificaciones a los ocupantes.

El cerco policiaco propició la detención de siete personas que portaban armas de grueso calibre. Los individuos fueron arrestados en un retén sobre la carretera federal Zihuatanejo-Lázaro Cárdenas.

Frente a los últimos hechos de violencia entre integrantes de bandas de narcotraficantes y cuerpos policiacos, el gobierno federal recomendó a sus funcionarios no acudir a Acapulco y cancelar cualquier actividad oficial.

El secretario de la Reforma Agraria, Florencio Salazar Adame, suspendió un encuentro en el puerto con el Foro Estatal de Profesionistas Técnicos, una asociación civil que aglutina a abogados, empresarios y miembros de la sociedad civil, programado para ayer sábado.

Las instalaciones de la Procuraduría General de la República (PGR) en el puerto permanecieron resguardadas por agentes federales y elementos del Ejército mexicano.

El alcalde de Acapulco, Félix Salgado Macedonio, redobló su seguridad personal y ayer, durante una visita a dos de los policías preventivos heridos en la balacera, se le vio acompañado por 20 uniformados.

El enfrentamiento con armas de alto poder, registrado la tarde del viernes, corresponde a disputas entre sicarios llamados Los Pelones, del cártel de Sinaloa, y Los Zetas, del cártel del Golfo, principalmente por el control de la plaza, de acuerdo a testimonios recabados por este diario.

Un informe de la PGR explica que el tráfico de droga vía marítima se ha intensificado en las costas del estado de Guerrero, que ha sido tomado por los narcotraficantes para hacer llegar a Estados Unidos droga procedente de Colombia.

Las costas de esta entidad, junto con las de los estados de Oaxaca y Michoacán, alerta, forman parte de la ruta que los cárteles de Sinaloa, del Golfo y Juárez han utilizado en los dos últimos años para que lanchas rápidas puedan desembarcar los cargamentos de droga.



PUBLICIDAD