aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Ernestina Sodi identifica a su enamorado

Contradicciones en torno a secuestrador
Viernes 13 de enero de 2006 Francisco Gómez y Julio Quijano | El Universal

Romeo, el secuestrador que se enamoró de Ernestina Sodi durante el tiempo que estuvo plagiada, resultó ser Armando Figueroa Salinas El Duende o El Blue. La hermana de la cantante Thalía lo reconoció físicamente en su declaración ante los fiscales de la Procuraduría General de la República (PGR).

La autora del libro Los Pinos, la casa de todos señaló que a Figueroa Salinas "lo reconozco plenamente y sin temor a equivocarme. Él era Romeo, uno de mis secuestradores, esta persona me llevaba flores, serenatas y platicaba conmigo y con él tuve mucho acercamiento físico".

Sin embargo, hay una serie de contradicciones respecto a si en realidad Figueroa Salinas es Romeo, el secuestrador que se enamoró de Ernestina Sodi.

Por ejemplo, la actriz Laura Zapata, hermana de Ernestina, aseguró en sus declaraciones ministeriales no reconocerlo físicamente, y respecto a la voz de El Duende, comentó que "me sobresalta, pero no puedo afirmar que corresponda a la de alguno de mis secuestradores".

Igualmente, la declaración de El Duende y quien no pertenece a la banda de Los Tiras negó ser el autor del plagio de las hermanas Ernestina Sodi y Laura Zapata.

Él está confeso de secuestros y asesinatos que lo podrían llevar a pasar 50 años en prisión y siempre rechazó su participación en el rapto de las hermanas de la cantante Thalía.

Además, todos los presuntos cómplices de El Duende, y que fueron detenidos antes que la banda conocida como Los Tiras, han rechazado en todo momento cualquier participación en el plagio de las hermanas Ernestina Sodi y Laura Zapata.

La identificación

Ernestina Sodi identificó a Figueroa Salinas como Romeo, luego de que éste le fue puesto a la vista en la llamada cámara de Geisel, sitio en el cual lo miró a través de una ventana en la que ella lo podía ver sin que él la mirara.

No obstante, aquel 17 de mayo del 2004 Ernestina Sodi pidió más tarde estar físicamente cerca de El Duende para cerciorarse de que era uno de sus plagiarios. Luego de ello y observar de cerca las características físicas de Figueroa Salinas, hasta entonces hizo referencia a una cicatriz observada en la mano izquierda del plagiario.

Esta versión dada por Ernestina Sodi no ha variado, pero fue hecha antes de que capturaran a la banda de Los Tiras, lo cual se produjo en agosto del 2005 y cuyos miembros reconocieron ante los fiscales de la Procuraduría General de la República (PGR) su participación en el plagio de las hermanas de la cantante Thalía.

La actriz Laura Zapata, en entrevista con EL UNIVERSAL, manifestó su molestia por la publicación de algunas de la declaraciones del expediente ministerial del caso de Los Tiras.

"Es sorprendente que alguien se atreva a hurgar en algo tan privado como una denuncia de la cual puede depender la vida de una persona. Además, que a un asunto tan violento le dé un tono quijotesco. Ahora están poniendo a los secuestradores como unos románticos y le están quitando peso y validez a este delito que se llama el secuestro", dijo la actriz.

El pasado miércoles la propia señora Zapata confirmó en una entrevista televisiva la información publicada por este diario, e incluso ofreció mas detalles de los presentados en la nota periodística.

En la información publicada por este diario desde el martes pasado siempre se dejó en claro la calidad de víctimas de las señoras Zapata y Sodi y se cuidó al máximo la publicación de detalles contenidos en los testimonios del expediente.

-La información publicada fue simplemente un expediente al que tuvo acceso el reportero -dijo el entrevistador a la actriz.

-No simplemente tuvo acceso. Es un archivo que fue a hurgar, que reprodujo el periódico de una manera muy fuerte.

-¿Ha hablado con su hermana?

-No he hablado con mi hermana pero sé que está muy lastimada y sé que está tomando acciones.

-En su obra de teatro el personaje del actor Jaime Garza muestra el lado humano de los secuestradores. ¿Sostiene esta visión?

-La obra de teatro está escrita, no es un ensayo de improvisaciones, es una obra de teatro escrita por el dramaturgo Víctor Hugo Rascón Banda, no es un ejercicio de improvisación. Es todo lo que tengo que decir.

  • El secuestrador sí enamoró a mi hermana: Laura Zapata
  • En medio del secuestro, de pronto, romance



  • PUBLICIDAD