aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Homenajearán a piloto mexicano caído en el Día D

Luis Pérez Gómez fue el único mexicano que murió en combate al servicio de la RCAF durante la II Guerra Mundial, diez días después del desembarco a Normadía
París, Francia | Miércoles 16 de junio de 2004 Notimex | El Universal16:39

El piloto mexicano, Luis Pérez Gómez, miembro de la Royal Canadian Air Force (RCAF) y derribado en combate hace 60 años durante las operaciones del desembarco de Normandía, recibirá hoy miércoles un homenaje en Sassy, noroeste de Francia.

El 16 de junio de 1944, diez días después del "Día-D", durante un combate aéreo entre 12 aviones alemanes y cuatro aeronaves aliadas, un avión tipo Spitfire fue abatido en los alrededores de Sassy, en el que murió su piloto, el oficial Luis Pérez Gómez.

Sin embargo, la historia de Luis Pérez Gómez no salió a la luz hasta hace tres años gracias a las investigaciones de la canadiense Dorothy Pratt, que en 1944 mantenía una relación afectiva con el piloto mexicano, de 20 años de edad.

"Llegó a Canadá en 1942 para aprender a volar durante la guerra, y se convirtió en piloto del Spitfire", declaró Pratt durante una visita a Sassy, con motivo de un homenaje que se llevó a cabo en la tumba del Luis Pérez Gómez, a medios locales hace un año.

Abandonó Canadá en enero de 1944 para unirse al escuadrón canadiense 443, "y aquella fue la última vez que le vi", dijo Pratt, cuyo nombre de soltera en esa época era Dorothy O'Brien, actualmente casada con el comandante de la marina retirado Denis Pratt.

Los archivos canadienses y la comisión de sepulturas de guerra de la Commonwealth permitieron a Dorothy Pratt "identificar la villa de Sassy y tomar contacto con su actual alcalde, Bernard Lavavasseur", señaló la antigua novia del piloto.

"Mis investigaciones revelaron que dos hombres de Sassy vieron cómo era abatido el avión y cómo caía el paracaídas de Luis, intentaron encontrarle para ayudarle, pero desgraciadamente Luis ya estaba muerto cuando lo descubrieron", afirmó Dorothy Pratt.

"Le enterraron inmediatamente y le quitaron sus placas de identificación para evitar que los alemanes se hicieran con ellas", añadió la antigua novia del piloto.

Más tarde, el alcalde de Sassy en aquella época, organizó su entierro en el cementerio parroquial y desde entonces los habitantes de esta villa normanda cuidaron de su tumba y la de otro soldado de Canadá que no pudo ser identificado, narró Pratt en su anterior visita a la localidad.

"Esta visita me hace mucho bien, y quiero dar mil gracias al pueblo de Sassy y a las familias de estos hombres valientes", afirmó la ex novia del combatiente abatido, para quien "era muy importante conocer el fin" del piloto mexicano.

"Luis Pérez Gómez fue el único mexicano que murió en combate al servicio de la RCAF durante la II Guerra Mundial", según un artículo publicado en la revista Airforce en 1997 titulado "Un mexicano en la RCAF".

La villa de Sassy ya realizó varios homenajes a los caídos en combate, y en 2003 decidió bautizar una plaza con su nombre y llamar a una vía pública la "calle de los canadienses, en memoria de los soldados venidos de tan lejos para defender nuestra libertad", señaló el alcalde de Sassy en una carta dirigida a Dorothy Pratt.

En el acto de homenaje que se celebrará este miércoles, además de las autoridades locales, estará presente, el representante del embajador mexicano en Francia, Eduardo del Río, así como Dorothy Pratt y un grupo de ciudadanos canadienses.

goc



 

PUBLICIDAD