aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Culpan a líder checheno Shamil Basayev de atentado

Voceros oficiales rusos culparon al líder Basayev y al grupo árabe "Hermanos Musulmanes" del atentado que destruyó la sede del gobierno de Chechenia en Grosni; el saldo es de 35 muertos
Moscú, Rusia | Viernes 27 de diciembre de 2002 Notimex | El Universal13:44

Voceros oficiales rusos culparon hoy al líder independentista checheno, Shamil Basayev, y al grupo árabe "Hermanos Musulmanes", del atentado que destruyó la sede del gobierno de Chechenia en Grosni, y cuyo saldo creció a 35 muertos.

El coronel Ilia Shabalkin, del Estado Mayor ruso a cargo de la operación antiterrorista en la república caucásica, reveló que el atentado es fruto de la cooperación entre Basayev y Abu al-Valid, de Hermanos Musulmanes, afirmó la agencia rusa Itar Tass.

Los dos dirigentes celebraron en fecha reciente una reunión en la región chechena de Nozhi-Yurt con líderes guerrilleros, a quienes se les encargó organizar "acciones terroristas de gran envergadura en Grosni y otras ciudades de la República", subrayó Shabalkin.

Se acordó que si se registraba un alto número de víctimas civiles, "se difundirán rumores de que los culpables de lo sucedido son las fuerzas federales" rusas, añadió el despacho.

Además, un alto número de civiles muertos sería una señal a los líderes chechenos en el extranjero, para que denuncien el genocidio que estaría viviendo el pueblo de la república caucásica.

En tanto, Ilia Shabalkin, del centro regional de mando de la operación antiterrorista en Chechenia, dijo que el número de muertos por el atentado aumentó a 35, mientras que los heridos suman más de 100.

Entre los heridos se encuentran varios periodistas que cubren las actividades del Ejecutivo checheno, un saldo tentativo pues se cree que en el momento de la explosión había entre 150 y 200 personas en las oficinas de gobierno.

La sede del gobierno, erigida en el terreno que ocupaba antes una estación ferroviaria, era el edificio más grande y con mejores instalaciones de la capital chechena y además alojaba los ministerios de Finanzas, Viviendas y Transporte.

La explosión tuvo lugar al filo de las 14:30 horas de Moscú (11:30 GMT) en un día normal de labores, pero con una hora menos por ser viernes.

A unas cuatro horas después del atentado, las tareas de rescate se concentraban en el comedor de la casa de Gobierno, donde se estima que se concentraba el personal, entre el cual podría haber personas atrapadas pero con vida.

Las operaciones de rescate son coordinadas por Guennadi Korotkin, viceministro de Situaciones de Emergencia, y laboran 76 socorristas, 12 brigadas médicas y se encuentran en alerta 60 rescatadores de Daguestán, Ingushetia y Osetia del Norte.

Se espera la llegada de un helicóptero a la zona del ataque, con personal del centro nacional de medicina de catástrofes, ubicado en Moscú.

En la capital rusa la policía fue puesta en estado de alerta, con patrullajes reforzados en los accesos a la ciudad, además de que se intensificaron los registros de los pasaportes en las estaciones ferroviarias, aeropuertos y otros lugares públicos.

Por su parte el presidente ruso para las libertades cívicas y los derechos humanos en la república chechena, Abdul-Jakim Sultigov, dijo que los autores del atentado buscan generar la guerra civil en esa república.

Añadió que un objetivo civil fuera elegido como blanco del ataque terrorista, demuestra "que los irregulares libran una guerra contra su propio pueblo", y tratan de provocar que se implante el estado de excepción.

El presidente del Consejo de la Federación (Senado), Serguei Mironov, dijo por su parte que el atentado no podrá interrumpir el referéndum para aprobar en marzo próximo la nueva constitución chechena.

"Chechenia avanza por la senda de la paz y la estabilidad dentro de Rusia y no se desviara de este camino" dijo Mironov.

A su vez el diputado de la Duma de Estado, Aslanbek Aslajanov, ligó la explosión en Grosni con la toma de alrededor de 700 rehenes en un teatro de Moscú el pasado octubre.



 

PUBLICIDAD