Un pulpo mecánico da la hora

MB&F y L'Epée 1839 lanzan un artilugio relojero con forma de cefalópodo. Octopod está inspirado en estos moluscos y los cronómetros de marina, en una impresionante unión de diseño, escultura cinética y precisión relojera.
Octopod
18/09/2017
20:22
Israel Pompa-Alcalá
Ciudad de México
-A +A

La casa más imaginativa de la alta relojería, MB&F, continúa su exploración marítima en compañía de uno de sus más grandes aliados, L'Epée 1839, primer fabricante suizo de relojes de mesa, al presentar una nueva máquina relojera de espectacular diseño.

El nuevo Octopod está inspirado en los cefalópodos oceánicos y los cronómetros de marina, en una impresionante unión de diseño, escultura cinética y precisión relojera. Este reloj-objeto cuenta con 8 brazos articulados, los cuales le permiten erguirse o agazaparse, además de sostenerse firmemente en superficies irregulares, igual que ocurre con los pulpos reales.

mbf-2.jpg

A pesar de esta maravilla de ingeniería, la magia del Octopod se concentra en el interior de su cabeza, una esfera redonda y transparente suspendida como en los cronómetros de marina tradicionales, donde el sistema de cardán era capaz de contrarrestar los efectos de la oscilación en las embarcaciones. Para este guardatiempo, el cardán permite que la burbuja gire fácilmente, con lo que se garantiza total legibilidad, sin importar el ángulo o altura desde donde se mire.

Si se observa detalladamente, encontraremos que el escape regulador de la precisión del reloj está montado sobre el minutero y no en las platinas del movimiento, como suele hacerse. A esta innovación mecánica hay que sumar su tourbillon de 60 minutos.

mbf-3.jpg

Por su parte, el mecanismo del Octopod se encuentra suspendido sobre la esfera cristalina, con lo cual genera el efecto de estar flotando en el agua. La platina del movimiento está conformada por una placa de cristal transparente anti-reflejante, con lo cual, igual que los pulpos camuflan varias de sus partes, esta máquina crea un efecto de invisibilización para ciertos componentes. Su movimiento de cuerda manual de 8 días de reserva fue desarrollado íntegramente por L'Epée 1839.

Esta pieza, que también es un guiño al batiscafo futurista de la cinta Abyss, dirigida por James Cameron en 1989, ha sido fabricada en 3 ediciones limitadas de 50 ejemplares cada una, en colores PVD negro, PVD azul y paladio (plata).

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios