¿México en paz?

Se encuentra usted aquí

Ley de Seguridad Interior o el abandono de las policías estatales

22/12/2017
15:28
-A +A
El papel del Ejército y la Marina Armada de México en las actividades de seguridad pública en los últimos 15 años han sido cada vez más recurrentes en casi todos los estados de la República, el observar a unidades de la Armada en la Delegación Tlahuac de la ciudad de México es muestra clara de ello, en el mes de julio de 2017 unidades especializadas de la Marina fueron desplazadas para lograr la detención de un supuesto criminal el cual opuso resistencia y al final tuvo un desenlace en el cual cayó abatido.

¿Por qué la Armada tuvo que hacer el trabajo que le correspondía a la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México? Días después se iniciaron procesos penales en contra de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de la CDMX adscritos a la Delegación Tlahuac por presuntamente brindar información y protección a este grupo criminal, en pocas palabras el enemigo estaba en casa.

En este caso las policías que deberían enfrentar y tener la capacidad táctica, de inteligencia y de armamento simplemente han sido superadas por los grupos delictivos, no queda a quien recurrir mas que a las fuerzas armadas, el reducto para garantizar el predominio de la Ley son los cuerpos militares ya que los civiles fueron rebasados por la violencia, dinero y uso de armas de alto poder de parte de grupos delictivos.

¿Son las Fuerzas Armadas repelentes a la capacidad de corrupción que tienen los grupos criminales? lamentablemente no, el caso del General José Gutiérrez Rebollo quien en 1997 fue cesado de su encargo por tener vínculos y brindar protección a narcotraficantes, es una muestra que el que las fuerzas armadas estén fuera de sus actividades constitucionales genera un desgaste y un riesgo dada la capacidad corruptora de la delincuencia organizada.

El tema de las Fuerzas Armadas y la ley de Seguridad Interior es en el fondo un fracaso de parte de los gobiernos locales quienes no han logrado garantizar tener policías confiables, se ha dado la vuelta a la ley para crear un ambiguo concepto el de “Seguridad Interior” con el cual se salva el de la Seguridad Pública, mediante este entramado los miembros de las FFAA realizaran actividades propias de policías bajo el concepto de preservar la Seguridad Interior de la República.

Se podría pensar que el recurso de las unidades militares se daría solo en casos extremos de violencia inusitada que pone en riesgo la viabilidad del propio Estado y se recurriría a ella solo mediante una declaratoria de protección a la seguridad Interior, pero si nos remitimos al artículo 6 de la Ley de Seguridad Interior no queda claro entonces cual es el papel de los gobiernos estatales y cito:

«Las autoridades federales incluyendo a las Fuerzas Armadas, en el ámbito de sus respectivas competencias, implementarán sin necesidad de Declaratoria de Protección a la Seguridad Interior, políticas, programas y acciones para identificar, prevenir y atender oportunamente, según su naturaleza, los riesgos contemplados en la Agenda Nacional de Riesgos a la que se refiere el artículo 7 de la Ley de Seguridad Nacional.» (Minuta del Senado de la República en http://www.senado.gob.mx/sgsp/gaceta/63/3/2017-12-14-1/assets/documentos... página 310)

Que pueden entonces ofrecer las policías en el territorio nacional para no necesitar de la presencia de las fuerzas armadas si de acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo en México del INEGI hay más de 331 mil personas que trabajan como policías y su escolaridad es en promedio de 11 años (equivalente a dos años de tres en el bachillerato) y tienen un salario de 31.3 pesos la hora y trabajan aproximadamente 65.4 horas semanalmente lo cual es alrededor de 2050 pesos a la semana. http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/aproposito/2017/agentes2017_Nal.pdf)

Policías mal preparadas y con salarios bajos no es el mundo ideal, hay incluso estudios que presentan de manera puntual la situación de las policías en México como los realizados por Causa en común (programa de acompañamiento ciudadano al desarrollo policial http://causaencomun.org.mx/v2/reportes/

Hay actualmente una oposición ciudadana a la Ley de Seguridad Interior ese concepto tan ambiguo se presta a muchas y malas interpretaciones la apuesta tendría que ser al fortalecimiento de las policías estatales y sobre todo municipales por encima de la Seguridad Interior, pero eso lamentablemente es un tema de largo alcance, pocos dividendos políticos, muchos controles de parte de la sociedad y de las autoridades, trabajo que si se hubiera comenzado desde hace 17 años el mundo sería otro.

Mauro Santos Caballero

Maestro en Políticas Públicas por el Tecnológico de Monterrey

@maurodfx

El Observatorio Nacional Ciudadano es una organización de la sociedad civil que vincula a las organizaciones civiles para potenciar su incidencia en las políticas y acciones de las autoridades.

Comentarios