Se encuentra usted aquí

PESA, 15 años cambiando vidas

10/11/2017
02:11
-A +A

 

El Proyecto de Seguridad Alimentaria para Zonas Rurales (PESA), que implementa la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), cumple 15 años cambiando vidas, en zonas rurales de alta y muy alta marginación.

FAO ha acompañado técnicamente a la SAGARPA en estos 15 años para lograr de manera directa la seguridad alimentaria y nutricional de poco más de 895 mil mujeres y hombres y beneficiando de manera indirecta a cerca de tres millones y medio personas.

El PESA ha llegado a estas zonas, ahí, donde generalmente, se le dificulta llegar a las políticas públicas: donde más se necesita, pero al mismo tiempo, donde el desafío es mayor para la obtención de resultados y más aún si se busca obtenerlos en el corto plazo.

¿Cómo logra el PESA cambiar vidas, en una población con múltiples carencias y en contextos tan adversos? La clave está en que el PESA combina factores productivos y de desarrollo humano, rescatando la dignidad de las personas y creando capacidades en las familias y en sus comunidades.

Hoy 15 años después, podemos afirmar y testificar, que las familias beneficiarias por este proyecto se diferencian del resto de familias rurales, porque son las que se atreven, participan más, tienen mayores iniciativas, confianza en sí mismas e incentivos para organizarse. Para lograrlo, ha contribuido decisivamente su modelo de atención y su metodología de actuación, que desde sus inicios, toma en cuenta las mejores prácticas de la experiencia internacional.

En PESA la familia está en el centro de sus acciones y la mujer rural como pilar de esa familia; la productividad y la producción son indisolubles con un manejo sostenible de los suelos, el agua y la biodiversidad; la producción de alimentos se vincula con un consumo saludable y la nutrición en los hogares; la participación comunitaria se promueve utilizando instrumentos de planeación participativa; la asistencia técnica y la capacitación acompañan continuamente a las familias: son 2,500 técnicos multidisciplinarios los que brindan estos servicios a través de 312 Agencias de Desarrollo Rural.

Hoy por hoy, PESA cuenta con el mayor acervo de conocimientos y experiencias en el país, para incluir productivamente a familias rurales que habitan en zonas marginadas.

La FAO considera al PESA como ejemplo internacional de una política pública de seguridad alimentaria y desarrollo rural ya que ha perdurado y evolucionado a lo largo del tiempo, a través de tres administraciones, con alternancia política; ha logrado que hayan sido canalizados más recursos –financieros y técnicos- y creado capacidades en zonas marginadas, apostando en la agricultura familiar, como pilar de la seguridad alimentaria.

PESA se ha convertido en una política de estado, al ser respaldada por una amplia alianza política en el Congreso de la Unión y entre éste y el poder ejecutivo; pero también entre el gobierno federal y los estados, es una política cuyas acciones respetan y se adaptan a la enorme riqueza de la diversidad de ecosistemas y cultural del país, sin perder la unidad y coherencia de una política federal.

La FAO hace un reconocimiento especial a la Cámara de Diputados, que ha visto en el PESA una política efectiva para asignar presupuestos y hacer llegar la acción pública a zonas marginadas del país.

El CONEVAL realizó una evaluación del PESA en el 2015 y concluyó que tenía resultados positivos, por lo cual propuso no solo que se mantuviera el programa como una política pública, sino que se reforzara, consolidara y ampliara al ámbito nacional. Se han identificado y documentado más de mil ejemplos de historias de éxito que están cambiando la vida de familias rurales.

El PESA tiene hoy una mejor focalización en aquellas familias que más lo necesitan, concretando su concurrencia con PROSPERA. En el año 2016 un 65% de las familias que ingresaron al PESA eran beneficiarias de PROSPERA.

Una especial prioridad del PESA es la inclusión de las mujeres, que representaron en 2016 el 51% de las personas que recibieron sus apoyos. Este año mil técnicos de campo habrán sido capacitados en equidad de género y más de 150 mil personas en comunidades rurales habrán sido sensibilizadas a este respecto.

La FAO ha crecido durante estos 15 años en el conocimiento de las zonas marginadas Mexico, está cada vez más comprometida para contribuir a que esta política pase a siguientes administraciones y aumente su efectividad para llevar seguridad alimentaria al campo mexicano.

El PESA es hoy más que nunca un propósito y un compromiso que une a la de la sociedad mexicana en apoyo a aquellas familias rurales que en el desarrollo del agro, no pueden dejarse atrás.

Representante de la FAO en México

Representante de la FAO en México desde el 7 de abril de 2015. Es hondureño, Doctor en Economía de la Universidad de Campinas (UNICAMP) en Brasil.

Comentarios

 

MÁS EN OPINIÓN