Se encuentra usted aquí

Donde el águila paró

06/10/2017
00:55
-A +A
Hoy, millones de miradas están puestas en mi tierra, San Luis Potosí, la Selección Mexicana de futbol convertirá el Alfonso Lastras en su casa para despedirse del hexagonal de Concacaf enfrentando a Trinidad y Tobago.

San Luis, a primera vista, puede parecer una ciudad más de provincia, tiene rasgos de serlo, pero no lo es. No es gran urbe, no es perfecta, la capital del estado no rebasa el millón de habitantes, sumando la zona metropolitana, alcanza millón 100 mil, sí, somos pocos.

Una “pequeña” localidad ubicada estratégicamente en el centro de la República Mexicana es sede para un partido del Tricolor, ¡pero cómo!, ¿cómo es que un estadio que no tiene equipo en la Liga MX logró tener a la Selección Mexicana antes que los equipos de Monterrey o incluso otras sedes?, no fue sencillo, costó, pero era el momento indicado para que México conociera al San Luis de hoy, al que dejó de ser gris hace mucho tiempo y no tiene miedo de mostrar su actual realidad.

El futbol en San Luis se ha caracterizado por ser ambiguo, proyectos han llegado y así también se han ido, sin sembrar empatía, sin lograr trascender; escribiendo historias escuetas, que sólo han encintado espacio como anécdota en el futbol mexicano. Hoy en día, la capital potosina tiene después de mucho tiempo, un proyecto futbolístico serio y ambicioso, Atlético de San Luis nació en el pasado verano con el respaldo de uno de los equipos más importantes del mundo, Atlético de Madrid; empezando de cero han construido en poco tiempo la historia que esta ciudad estaba esperando, una que tuviera la posibilidad de trascender, de no ser un equipo más.

San Luis está hecho para grandes cosas, en todos los ámbitos, ha sido un largo camino el que la ciudad y sus habitantes han recorrido para lograr los avances obtenidos y colocar al estado por arriba de la media de la economía nacional  con un crecimiento de 6.2% comparado con 2.7% que obtuvo el país en el primer trimestre de este 2017.

Sin lugar a duda, la grandeza de una ciudad no se mide por el tamaño de su territorio, mucho menos por la cantidad de habitantes, tampoco por el número de campeonatos o estrellas que tengan sus equipos profesionales, en San Luis se mide de acuerdo a la ambición de ser más, de que mas allá de las carencias que se enfrentan comparado a las grandes urbes de México se ha abierto paso y que no se quedó con las ganas de robarse los reflectores y poner a la Selección Nacional en su cancha.

[email protected]

Más sobre el autor

Comentarios