Xolos, un equipo con afición binacional

Filiberto Ceja, un michoacano dice que lo es por estar en el norte del país, tan lejos del centro del país y tan cerca de los paisanos; ellos también quieren ver lo que es el futbol mexicano, vivir sus raíces
Jorgealberto Hank Inzunza busca que los Xolos atraigan no sólo la gente de Tijuana sino a paisanos que viven del otro lado de la frontera. (LUIS CORTÉS. EL UNIVERSAL)
17/09/2017
02:05
Ariadna García
-A +A

[email protected]

Cayendo la tarde, la explanada del estadio comienza a ser ocupada. Las parrillas salen, el carbón se enciende, la carne cae en el asador, las cervezas rolan y la banda pasa auto por auto para el que pida la pieza.

Es el estacionamiento del Estadio Caliente, la casa de los Xolos, el equipo de futbol soccer que ha dado identidad no solamente a Tijuana, su cuna, sino que ha logrado sobrepasar al gusto de quienes viven más allá de la frontera con Estados Unidos.

Desde las 12:00 horas, la Familia Xolos, un grupo de México-estadounidenses salen desde Los Ángeles, California, para presenciar el partido en Tijuana, Baja California, a las 19:00 horas.

“Nosotros queremos convivir, mirar a los Xolos a ver si podemos llegar a ser campeones. Nos venimos desde las 12 del día, somos la Xolo Familia, de los grupos más grandes que hay aquí, somos más de 100”, relató Filiberto Ceja, un michoacano que radica en Los Ángeles y no se pierde los partidos de su equipo de soccer en Tijuana.

La Xolo Familia llega con todo: la carpa, la parrilla, la carne, las frituras, las cervezas y la música. No todos hablan español, pero entienden muy bien el deporte que los ha unido.

“A mí me gusta mucho el futbol, me encanta venir todos los días que hay partido, sobre todo porque convivimos. Todo lo organizamos desde Facebook, así nos convertimos en la Xolo Familia”, describió Ceja.

En 2007, el empresario Jorge Hank Rhon fundó el equipo Xolos de Tijuana; para 2011 el equipo ascendió a Primera División y en 2012 ganó el título del Apertura. En 2013 participaron en la Copa Libertadores y en la Liga de Campeones de la Concacaf; en 2017 califican a la edición 2017-2018 de la Liga de Campeones de Concacaf.

“Cuando empezamos el proyecto hace 10 años, mi papá era presidente municipal [de Tijuana]. Siempre pensó que Tijuana necesitaba su equipo de futbol, siendo el deporte nacional, aunque en Tijuana existe la idea de que se juega más beisbol y futbol americano y basquetbol, por la cercanía con Estados Unidos”, comentó Jorgealberto Hank Inzunza, quien hoy lleva las riendas del equipo.

“Ha sido mucha historia de trabajo y de perseverancia, de poder buscar lo que queríamos, el sueño de estar en Primera División, consolidar un estadio, una afición, buscar títulos. Se fueron dando las cosas una por una y eso nos ha ayudado a que la gente vea al equipo [como] parte suya, que se arraigue no sólo la gente de Tijuana sino de todo el estado y paisanos que viven en California, que sepan que tienen un equipo de ellos y pueden venir a vernos”, cuenta.

Asimismo, señala que es un equipo binacional: al estar en el norte del país, a lo mejor tan lejos del centro del país y tan cerca de los paisanos, ellos también quieren ver lo que es el futbol mexicano, vivir sus raíces, y vienen de Los Ángeles, San Francisco, Las Vegas, cada vez más, al estadio de futbol.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS