Se encuentra usted aquí

Usan reciclaje contra cáncer

Un proyecto liderado por Alex Arche, presidente de la Fundación Chocho, pretende recolectar un millón de envases, latas y botellas para venderlos a empresas que los reutilizarán. Con los recursos se busca financiar el tratamiento de niños con este padecimiento
Alex Arche, presidente de la Fundación Chocho, asegura que el proyecto Dale lata al cáncer busca crear un fondo para blindar un programa de traslado de pacientes con cáncer en las 32 entidades del país. (FOTOS: CRISTOPHER ROGELBLANQUET. EL UNIVERSAL)
03/02/2018
01:42
Astrid Rivera / Enviada
-A +A

[email protected]
Read in English

La basura puede salvar a un niño con cáncer, expresa Alex Arche, presidente de la Fundación Chocho, al tiempo que desciende de un tráiler bolsas llenas de latas de aluminio.

Envases de refresco, cerveza, agua mineral y jugo se encuentran apilados en una bodega, con ellas formarán la silueta de un águila en una superficie de 2 mil metros cuadrados; una vez que se construya la figura las latas serán recicladas y los fondos recaudados serán destinados a tratamientos para niños con algún tipo de cáncer.

Al año se registran entre 5 mil y 6 mil casos nuevos de cáncer en menores de 18 años. Los diferentes tipos de leucemias son las principales neoplasias que se presentan en los menores al representar 52% del total de los casos, seguidos de los linfomas con 10%; y los tumores en el sistema nervioso central otro 10%. La incidencia de casos de cáncer en menores es de 9 por cada 100 mil, según la Secretaría de Salud.

El cáncer infantil es la principal causa de muerte por enfermedad en mexicanos entre cinco y 14 años de edad, al registrarse un promedio anual de 2 mil 150 muertes por esta enfermedad infantil, durante los últimos 10 años.

En 2014, la tasa más alta de letalidad hospitalaria por tumores malignos en la población menor de 20 años se presenta en el grupo de 15 a 19 años de edad: cinco de cada 100 varones y cuatro de cada 100 mujeres que egresan del hospital por un tumor maligno, después fallecen.

En los menores de 20 años, el cáncer de órganos hematopoyéticos, aquellos encargados de la formación de las células sanguíneas, tiene la tasa más alta de mortalidad por principales tumores malignos en 2014, al registrar tres defunciones por cada 100 mil habitantes. Por sexo, los hombres superan a las mujeres, tres contra dos defunciones por cada 100 mil habitantes para cada sexo.

La campaña Dale lata al cáncer comenzó los primeros días de enero, se lanzó la convocatoria a la sociedad civil y dependencias gubernamentales para la recolección de latas, hasta el momento han recabado más de 600 mil; la meta es juntar un millón de estos envases. Arche explicó que un kilo, que son alrededor de 60 latas, es comprado entre 15 y 18 pesos.

“El dinero recolectado será destinado a tratamientos para menores con cáncer, el tratamiento contra esta enfermedad es muy caro, pero toda ayuda es buena. Pensamos que juntar latas es una forma accesible para la población de contribuir, algo que se considera basura puede salvar a un niño con cáncer, esos recursos recaudados pueden ser la diferencia entre la vida y la muerte”, expresó.

Comenta que hasta el momento 15 empresas y cinco dependencias federales, como la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales, la Secretaría de Salud y la de la Defensa Nacional, se han sumado a la campaña. El domingo es el último día para que la población acuda al Parque Bicentenario a donar.

La fundación firmó un contrato con la Semarnat para instalar centros de acopio en las delegaciones estatales de la secretaría, así como en los parques ecológicos como el Bicentenario y San Antonio.

A través de esta campaña se busca sensibilizar a la población sobre el impacto del cáncer en los niños y sus familias, no sólo en el aspecto de la salud, sino también en el económico, puesto que al ser muy demandantes los tratamientos, los familiares pierden su trabajo, no pueden costearlos, y no concluyen.

“Es una iniciativa para decirle al cáncer que ya basta, que estamos cansados de que se lleve a tantos niños, su infancia, la tranquilidad de muchas familias porque el cáncer ademas hace que toda la dinámica familiar cambie. Es una enfermedad que no debería aparecer en los más vulnerables”, aseguró.

Lamentó la desconfianza que prevalece en la sociedad hacia las organizaciones, pues muchas veces la población no quiere realizar un donativo en efectivo, por ello surgió la idea de la recolección de latas. “En una lata tenemos la oportunidad de ayudar, se trata de transformar estos productos que los vemos como basura en una esperanza para los niños”.

El presidente de la Fundación Chocho destacó que este proyecto se volverá una campaña permanente, mediante la cual se recolectarán latas durante todo el año en los 32 estados del país. “Vamos a crear un fondo con los recursos generados con el peso de las latas recolectadas y se destinarán a programas como apoyos para el traslado de los pacientes de otros estados de la República Mexicana”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS