UNAM presentará el primer himno nacional de México

Se escuchará en la celebración del 150 aniversario de la Biblioteca Nacional
Como parte de las celebraciones por su 150 aniversario, se llevará a cabo un concierto conmemorativo en el patio central de la Biblioteca Nacional de México. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
24/11/2017
02:35
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]

En el marco del 150 aniversario de la fundación de la Biblioteca Nacional de México, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) presentará el primer himno nacional que se escribió para México, así como el himno nacional que propuso el presidente Benito Juárez para sustituir la versión que se conoce e interpreta actualmente, compuesta por Jaime Nunó, informaron Pablo Mora Pérez-Tejada, del Instituto de Investigaciones Bibliográficas de la UNAM, y el investigador Samuel Máynez Champion.

Como parte de las celebraciones, se llevará a cabo un concierto conmemorativo en el patio central de la Biblioteca Nacional de México, el 30 de noviembre. Ahí se presentarán cuatro obras inéditas: La danza y marcha Tlaxcalteca de la ópera Cuauhtemoctzin y La Marcha republicana, ambas de Aniceto Ortega; la Marche Mexicaine para arpa de Bochsa; y el Ex libris sonoro para la Biblioteca Nacional, compuesta por Jesús Echevarría. La orquesta de la Escuela Nacional Preparatoria interpretará estas piezas bajo la dirección de Luis Samuel Saloma.

La Marche Mexicaine fue compuesta en el año 1850 por el francés Charles Nicolas Bochsa, la cual fue interpretada en una única ocasión en el siglo XIX y fue casi olvidada.

“Compuso la música, se le puso letra, lo cantan en el Gran Teatro Nacional la soprano Anna Bishop, lo proponen como himno y la partitura quedó en el Fondo Reservado del Conservatorio y nunca más se volvió a tocar. La letra está extraviada”, contó Máynez Champion.

Además, se tocará la Marcha de la República, de Aniceto Ortega, el himno que mandó componer Benito Juárez para sustituir al que todavía cantamos en la actualidad, cuyo compositor, Jaime Nunó, era catalán, y el cual se concibió como una oda al general Antonio López de Santanna.

En el caso de la Marcha de la República, la composición de Aniceto Ortega se tocó sólo una vez e igualmente fue olvidada, a pesar de que fue el proyecto de Benito Juárez para un nuevo himno nacional. El que conocemos actualmente lo retomó el gobierno de Porfirio Díaz.

“Aniceto Morales fue amigo de [Benito] Juárez y por orden suya compone una obra que funcionara como marcha nacional para sustituir el himno de Nunó. Cuando Juárez restauró la República, además de inaugurar la Escuela Nacional Preparatoria, la Biblioteca Nacional y el proyecto republicano, veta el himno de [Jaime] Nunó. La Marcha Republicana se ejecutó en 1867 y nunca más se volvió a tocar porque la que funcionó como himno durante casi una década fue la Marcha a Zaragoza”, explicó Samuel Maynez Champion, encargado de la recuperación de estas piezas históricas.

Además, se sumarán las obras originales interpretadas durante el acto inaugural de la Biblioteca Nacional, en 1884, para lo cual se rescataron las partituras del Fondo Reservado de la Biblioteca del Conservatorio Nacional de Música, del Himno Sinfónico de Gustavo E. Campa, su Melodía para violín y orquesta, y la obertura La hija del Rey, de Melesio Morales, obras que después de ese año no volvieron a ejecutarse.

La organización de este concierto requirió una labor de arqueología musical, puesto que después del evento de 1884 donde se tocaron por primera vez, se perdieron algunos fragmentos de las partituras originales.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS