UNAM nombra profesor emérito a De la Fuente

Consejo Universitario lo distingue por sus aportaciones al ámbito académico; destacan que impulsó a la máxima casa de estudios luego de la huelga de 1999
El Consejo Universitario además nombró investigadores eméritos al constitucionalista Diego Valadés, así como a Hugh Michael Drummond, del Instituto de Ecología (CAMILA MATA. EL UNIVERSAL)
14/12/2017
02:21
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]

El Consejo Universitario de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) aprobó la designación del ex rector Juan Ramón de la Fuente como profesor emérito de la Facultad de Medicina.

En la última sesión del año, ese órgano de gobierno de la Universidad discutió y aprobó la designación como investigadores eméritos del constitucionalista Diego Valadés, así como de Hugh Michael Drummond Durey, del Instituto de Ecología, considerado el padre de la Ecología Conductual en México, y a Gisela von Wobeser Hoepfner, del Instituto de Investigaciones Históricas. Como profesora emérita de la Facultad de Arquitectura se votó por Estefanía Chávez Barragán.

Sobre Juan Ramón de la Fuente, quien es colaborador de EL UNIVERSAL, se destacó que la distinción es, entre otras cosas, por sus méritos y aportaciones al ámbito académico, así como por sus investigaciones en siquiatría, tanto en el país como a nivel internacional. El nombramiento fue otorgado por mayoría, “en atención a su digna labor en docencia, investigación, difusión dentro del campo de la siquiatría y adicciones”.

Al universitario se le reconoció haber logrado que la UNAM retomara el liderazgo en la vida científica del país y como la mejor Universidad de Iberoamérica; además, logró la declaración del campus Ciudad Universitaria como Patrimonio Cultural de la Humanidad por parte de la UNESCO y la creación del Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC).

“El México de hoy es impensable sin la UNAM. Hoy que estamos inmersos en la sociedad del conocimiento, instituciones como la nuestra representan la mejor alternativa para ir construyendo entre todos un modelo de desarrollo más equitativo, menos desigual donde el conocimiento sea la gran palanca que nos mueva, nos convoque, nos incluya y nos permita ir dejando atrás esa desigualdad que tanto nos lastima, esa inequidad que nos agravia a todos”, expresó De la Fuente a través de un video que fue proyectado a propósito de su designación.

Durante la discusión, docentes e investigadores de la Facultad de Medicina, la Escuela Nacional de Trabajo Social y la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia reconocieron sus aportaciones a la Medicina y la investigación científica en el campo de las adicciones.

Se mencionó por ejemplo su trabajo dedicado al alcoholismo, el cual permitió la construcción de un instrumento universalmente válido para la identificación de este problema, el cual fue adoptado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Entre los logros de De la Fuente más mencionados durante la discusión se encuentra el papel que asumió durante su rectorado para recuperar el prestigio de la Universidad, después de la huelga del año 1999-2000, que mantuvo a la institución cerrada durante casi un año.

“En medio de una crisis que paralizó a la UNAM durante nueve meses, fue nombrado rector. Al poco tiempo, la Universidad retomó su vida académica e institucional, y la llevó a ubicarse como la mejor de Iberoamérica y la Ciudad Universitaria fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO”, enfatizó el director de la Facultad de Medicina, Germán Enrique Fajardo.

Se destacó su labor como secretario de Salud en el sexenio de Ernesto Zedillo Ponce de León, cuando logró el ingreso al país de los medicamentos genéricos intercambiables y la descentralización de los servicios de salud, lo que dio paso a la creación de las 31 secretarías locales y la de la Ciudad de México.

Durante la presentación del dictamen se reconocieron los protocolos que desarrolló el ex rector De la Fuente Ramírez para la elaboración de protocolos en cuidados paliativos que permiten una muerte digna, el uso racional de opioides, la regulación de sustancias sicoactivas como la cannabis y el impacto de la violencia en la salud mental.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS