22 | ABR | 2019
En la Casa de la Fundación Elena Poniatowska con la presencia de la escritora el ex rector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente inauguró una conferencia magistral el ciclo "50 años del 68" (JUAN CARLOS REYES. EL UNIVERSAL

Triunfo de AMLO, resultado del Movimiento de 1968: De la Fuente

01/08/2018
00:44
Astrid Rivera
-A +A
El ex rector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente señaló que a partir de 1968 ocurrió una serie de cambios los cuales permitieron el triunfo de la izquierda en las urnas

El avance de la democracia en México es resultado del movimiento del 68, afirmó Juan Ramón De la Fuente, ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Al inaugurar el ciclo de conferencias “50 AÑOS, TLATELOLCO, EL 68 VISTO EN EL 2018”, el ex rector de la UNAM destacó que el triunfo de Andrés Manuel López Obrador en las elecciones del 1 de julio es una de las implicaciones del movimiento estudiantil que este año cumple su 50 aniversario.

“Hablar del 68 desde el 2018 es considerar de manera muy clara que el triunfo contundente de Andrés Manuel López Obrador es resultado del movimiento del 68, sería muy difícil que hubiera sido posible el triunfo de Morena y Andrés Manuel si no hubiera existido un antecedente como el 68”, aseguró.

En la Casa Elena Poniatowska De la Fuente, quien ha sido propuesto como embajador de México ante la ONU, destacó que a partir de 1968 ocurrió una serie de cambios que continúan vigentes y que permitieron un cambio en las estructuras sociales, lo cual hizo posible pasar de un esquema monopartidista a uno pluripartidista, al triunfo de la izquierda en las urnas.

“La democracia avanzó en México, hay más apertura, nuevas formas de organización política, pasamos de un esquema mono partidista a uno pluripartidista, a que ganara en un proceso limpio y democrático una opción de izquierda impensable hace unos cuantos años”, enfatizó.

Ante la presencia de la escritora Elena Poniatowska, el también ex secretario de Salud, comentó que “el México de hoy tiene que seguir agradeciéndole al 68” por todos los cambios que generó, por lo que se debe dar continuidad a los planteamientos del movimiento estudiantil, los cuales aún continúan inconclusos.

“El gran tema es el reconocimiento de las diferencias de las personas y la pluralidad en la que estamos inmersos, implica que pongamos mayor atención a los que son diferentes y que en muchos casos siguen siendo minorías”, advirtió.

Resaltó que falta trabajar en los derechos de las mujeres, de la comunidad LGBTTI, de los migrantes, a fin de continuar con la consolidación de la democracia.

“La lucha de los derechos del 68 sigue vigente hay que seguir con la denuncia, la promesa cultural, educativa no se ha cumplido. Los lemas aún tienen vigencia, llevar la imaginación al poder es la mejor forma para imaginarnos el poder”, refirió.

A 50 años del 68, el ex rector de la UNAM consideró como “injustificable” la matanza del 2 de octubre, la cual dejó huellas en los familiares y amigos por la “arbitrariedad e injusticia” con la que se realizó; haciendo más difícil el proceso de reconciliación con los deudos de ese movimiento.

“Si a eso añadimos que vivimos una crisis de Derechos Humanos, podemos decir que el movimiento del 68 está inconcluso y su agenda no ha terminado. Tenemos que mantener viva la memoria del 68, la flama de la crítica, la protesta valiente, el germen de transformación“, expresó.

Dijo que el 68 fue una irrupción estudiantil se sacudió la conciencias en México y el mundo, además de desafiar a las estructuras autoritarias que prevalecían en esa época; indicó que aunque el movimiento en nuestro país no fue tan violento lo que lo unió a los de otras ciudades como el de Paris y Praga, fue el espíritu anti autoritario.

Comentó que al sumarse personajes como José Revueltas, Juan Rulfo, Carlos Monsivais, Javier Barros Sierra, quien en ese entonces era rector de la UNAM, dotaron al movimiento de legitimidad; lo que despertó el interés de muchos sectores de la sociedad que antes lo habían cuestionado.

“En la Universidad había un ambiente cultural que daba mayor legitimidad al movimiento, lo dotaba de cierta perspectiva. Era la época en la que los estudiantes eran lectores ávidos de autores como José Agustin”, recordó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios