Supervisa Pacchiano instalaciones para protección de vaquita marina

Titular de Semarnat hace el recorrido en El Nido, acompañado por el comisionado Nacional de Áreas Naturales Protegidas, Alejandro Del Mazo y por el comandante del sector naval de San Felipe, BC, Marco Antonio Pescina
16/10/2017
22:03
Perla Miranda
-A +A

Las instalaciones marítimas del santuario de la vaquita marina, conocidas como El Nido, fueron visitadas por el secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Pacchiano Alamán, por el comisionado Nacional de Áreas Naturales Protegidas, Alejandro Del Mazo Maza y por el comandante del sector naval de San Felipe, Baja California, Contralmirante Marco Antonio Pescina Ávila.

Antes de arribar a la zona, en la Estación Naval de Búsqueda, Rescate y Vigilancia Marítima (ENSAR), el funcionario federal aprovechó para agradecer a los infantes de la Secretaría de Marina su apoyo para la realización del mayor programa de conservación de una especie, y desde ahí partió a bordo de una embarcación tipo defender hacia el “Acuario de Mar para Vaquitas”.

En el santuario, Pacchiano Alamán estuvo acompañado, además, por los científicos Lorenzo Rojas, de la Semarnat, y Citnhya Smith, de la National Marine Mammal Foundation, quienes lideran esta iniciativa de colaboración pública y privada para la conservación, protección y recuperación del cetáceo más pequeño del mundo y endémico de México (Vaquita CPR).

El nido fue remolcado meses atrás desde Ensenada, alrededor de la península de Baja California, por una embarcación del Museo de la Ballena, y se encuentra listo para recibir a los primeros ejemplares de vaquita marina que serán rescatados en las expediciones que comenzaron el 13 de octubre en el Alto Golfo de California.

Las instalaciones marítimas se localizan a una distancia de 1.5 millas náuticas de las terrestres, y se encuentran protegidas de los vientos del norte y del noreste por el cerro “el Machorro”. En su interior, se han preparado dos resguardos naturales de 6 y 9 metros de diámetro, respectivamente. Cuentan además con una estructura flotante para la observación y cuidado de las vaquitas.

El nido, de forma circular y con un diámetro total de 40 metros, pasó por diversas pruebas de inclinación y flotabilidad; tiene una profundidad de 4 metros y cuenta con áreas para la observación por parte de biólogos y veterinarios. Tiene un sistema de cabos al interior que sujeta las estructuras de resguardo natural, vigiladas en todo momento por el comando de fuerza de tarea a cargo de la secretaría de Marina.

En el polígono de protección establecido para la vaquita marina continúan restringidas la navegación, las actividades de pesca y de turismo náutico, desde el 11 de octubre hasta el 17 de diciembre del año 2017.

Mantente al día con el boletín de El Universal