​Sismos deben ser llamado de atención para prepararnos mejor: Sergio Alcocer

En charla con Héctor de Maulén, colaborador de EL UNIVERSAL, el vicepresidente del Colegio de Ingenieros Civiles de México pide aprender de estas experiencias y la de otras naciones porque estos fenómenos seguirán ocurriendo en nuestro país
Mapa generado por la Facultad de Ingeniería de la UNAM. Se muestran los inmuebles más dañados en el sismo del pasado 19-S
28/09/2017
01:00
Redacción
-A +A

El vicepresidente del Colegio de Ingenieros Civiles de México, Sergio Alcocer, consideró que los sismos del 7 y del 19 de septiembre deben ser dos llamados de atención para mejorar la respuesta ante estos movimientos y prepararnos mejor porque estos fenómenos se seguirán presentando en nuestro país.
 
Durante una charla para EL UNIVERSAL, conducida por el colaborador de este diario Héctor de Mauleón, Alcocer indicó que tras los daños causados por estos fenómenos es necesario ser mucho más estrictos e imbatibles en la aplicación del reglamento de construcciones e ir contra aquellos que pretendan violar la norma.
 
Indicó que no hay una conciencia permanente en los tomadores de decisiones y en la sociedad en general de que estos fenómenos se presentan.
 
Lamentablemente, agregó, a diferencia de lo que pasa en países como Chile, los temblores en México tienen una periodicidad mayor.
 
En Chile, explicó, donde tiembla más seguido, hace que la población esté más alerta e implica que el gobierno también se mantenga alerta.
 
En el caso de la ciudad de México el último sismo importante fue el del 1985, anteriormente el del 79, antes el del 57, es decir, pasa tanto tiempo, a veces generaciones, que se pierde toda la información.
 
Después, no sólo en la recuperación sino en términos de diseño arquitectónico y de ingeniería, hay una pérdida de la memoria y se empiezan a diseñar estructuras cada vez más audaces y comprometedoras desde el punto de vista sísmico.
 
Insistió en la necesidad de mejorar los protocolos de actuación, gubernamental social, pero no se resuelven con mucha gente, sino con mejores herramientas. Necesitamos, indicó, aprender de las experiencias de otros países, porque va a seguir temblando, sin duda.
 
Sobre las características del pasado sismo del 19 de septiembre, detalló que el valle de México está sujeto a un ambiente sísmico complicado.

sismo_2709.jpg

 
Resaltó la importancia de que se eche a andar un programa de investigación sísmica pues señaló que esta es una segunda llamada ya que puede presentarse otro fenómeno telúrico tarde que temprano.
 
Sobre las diferencias entre los sismos del 19 de septiembre de 1985 con el de la misma fecha pero de 2017, Sergio Alcocer explicó que el de aquel año liberó 32 veces más energía sísmica que el de la semana pasada
 
Sin embargo, todos sabemos que, en 1985, el epicentro fue muy lejano y bajo las costas del estado de Michoacán, a más de 400 km de la capital, mientras que el 7.1 ocurrió apenas 120 km al sur de la ciudad.
 
Al propagarse, las ondas sísmicas se atenúan rápidamente. Por ello, a pesar de que la ruptura que generó las ondas sísmicas el martes pasado es mucho menor que la de 1985, las sacudidas en la Ciudad de México fueron tan violentas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios