Se encuentra usted aquí

Sismo no distingue clases sociales

21/09/2017
02:17
Suzzete Alcántara
-A +A

[email protected]

El sismo de 7.1 grados que embistió a México no hizo distinción alguna, no eligió personajes, no distinguió de clases sociales o de colores partidistas, lastimó a todos por igual, coincidieron dos de los 500 diputados que se vieron afectados por el terremoto del pasado martes, 19 de septiembre.

“Lo perdí todo”, manifiesta el diputado de Morena, Virgilio Caballero. “El departamento que compré con mi trabajo de toda la vida, está hecho pedazos”.

Su domicilio se encontraba en la calle de Linares 43, a media cuadra de la avenida Baja California, en la colonia Roma, vivía en el sexto piso, se colapsaron los tres primeros, no hubo fallecidos ni gente atrapada, todos alcanzaron a salir, platica el legislador.

La noche del martes durmió en casa de su hijo Rubén, el sismo le arrebató sus pertenencias. “Me quedé sin ropa, mis colecciones de pintura, todo está perdido, pero estoy vivo”, exclama el diputado.

El vicecoordinador de la bancada de Morena narra que la señora que le ayuda a la limpieza salió ilesa y que él se encontraba en la Cámara de Diputados en día de sesión.

“Me caí dos veces a la hora de salir, fue horrible, una cosa de miedo, las paredes se tambaleaban de un lugar a otro, fue durísimo, estoy triste”, expresa Caballero.

El diputado no se explica cómo es que 32 años después de aquel sismo de 1985, México vive otro similar, “¿de qué se trata?”, se pregunta.

Caballero cuenta que luego de dos horas y media de trayecto del recinto legislativo a su casa, se enteró de los hechos ocurridos. “Nadie me avisó, lo vi yo mismo”.

Dice que de estos lamentables sucesos, el país saldrá adelante, por el esfuerzo y solidaridad de los ciudadanos, “me emociona hasta las lágrimas. México está salvando a México”, y remata afirmando que de está tragedia va salir “el cambio político”.

Es difícil lo que pasa en Morelos: diputada. La casa de mis padres que se encuentra en la calle de Morelos en Cuernavaca, presenta daños, comparte barda con la torre Latinoamericana, la que se desplomó en el centro de la Ciudad, detalla la diputada del PAN, Margarita Alemán.

Ayer, durante el terremoto, Alemán se desvaneció en el salón de plenos de la Cámara de Diputados, debido a una severa crisis nerviosa, “necesitaba aire y oxígeno”.

La panista tuvo que salir en brazos de elementos de seguridad, “la fuerza era muy grande, nos dijeron que nos pegáramos a la pared, ya no alcanzamos a salir, y cuando quise pararme, me desvanecí, perdí por un momento el conocimiento, me tambaleé”, dice.

La diputada afirma que si bien la casa de sus padres presenta daños menores, nadie de su familia está lastimado, “y eso que mis padres tienen 82 años, pero bendito Dios, todos [están] muy bien”, asienta.

Agrega que el problema mayor en la capital de Morelos, es que no hay alimentos, las tiendas y los centros comerciales se encuentran cerrados.

Aunque añade que también en la entidad hay mucha gente que está apoyando.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS