SEP evita opinar de pensión del ex rector Jara

Otto Granados, titular de la SEP, argumenta que el caso es de autonomía universitaria
El subsecretario de Educación Superior, Salvador Jara, afirma que las universidades en crisis no han sabido tomar medidas para superarla (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
20/12/2017
02:28
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]

Es un asunto de autonomía la determinación de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo de otorgarle una pensión millonaria al ex rector, académico de esa institución y hoy titular de la Subsecretaría de Educación Superior, Salvador Jara Guerrero, dijo el secretario de Educación Pública, Otto Granados Roldán, quien señaló que no le gustaría calificar la actuación del funcionario.

Entrevistado en el marco de una reunión con reporteros por el fin de año, Granados Roldán explicó a EL UNIVERSAL que ese asunto corresponde a la universidad nicolaíta y que al hacer comentarios sobre el tema podría incurrir en una intervención a su autonomía. 

Durante los últimos 21 meses, Jara ha cobrado puntualmente su pensión como profesor de tiempo completo en la universidad michoacana, además de su salario como funcionario federal.

Consultado, el ex rector Salvador Jara dijo no tener “ningún comentario” sobre el hecho de que perciba doble ingreso, uno de ellos proveniente de una universidad que se encuentra en quiebra técnica. Jara Guerrero ha recibido de esa universidad un millón 452 mil pesos por concepto de su jubilación adelantada, cifra que se suma a los poco más de 3 millones de pesos que ha percibido desde que obtuvo su nombramiento en la SEP, a finales de octubre de 2015.

“Yo tampoco tengo ningún comentario. Es una universidad autónoma y no quiero opinar de asuntos que corresponden a universidades autónomas. Intento no comentar, por eso es la autonomía, para no intervenir en ella y son procedimientos propios de la autonomía de esa y de todas las universidades. A mí no me gustaría calificarlo”, dijo Granados Roldán.

La universidad nicolaíta es una de las cinco instituciones de educación superior autónomas, denominadas UPES, que se encuentran en quiebra técnica y que tenían problemas para terminar este año fiscal, así como para enfrentar el pago de nómina y prestaciones.

El 8 de diciembre El Gran Diario de México publicó que mientras la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo enfrenta una crisis financiera para el pago de la nómina al cierre de este año, Salvador Jara Guerrero, ex rector de esa casa de estudios y actual subsecretario de Educación Superior, cobró puntualmente en los últimos 21 meses el monto de su jubilación como profesor de esa institución, además de su salario como funcionario.

La universidad nicolaíta es una de las cinco instituciones que demandaron al gobierno federal ser rescatadas ante la situación económica que viven, no cuenta con los recursos para el pago de la nómina de los trabajadores, pero en respuesta a la petición, Jara dijo que “un buen número” de instituciones tienen problemas financieros porque no han tomado las medidas necesarias para resolver su situación y evitar que la crisis crezca.

El secretario ejecutivo de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), Jaime Valls Esponda, indicó que el problema financiero es estructural y requiere de soluciones a largo plazo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS