Se surten de la toma de bomberos en Iztapalapa

Reparto de agua, politizado dicen; cobran hasta $4 mil por pipa; en tanto, vecinos hacen fila en Sacmex por más de 24 horas
Vecinos arribaron a la esquina de la calle Centauro del Norte y Cuatrociénegas, con botes, cubetas y tambos para llevar agua (IVÁN STEPHENS. EL UNIVERSAL)
28/09/2017
02:12
Eduardo Hernández y Alberto Morales
-A +A

[email protected]

Ante la crisis por falta de agua que se ha registrado en el oriente de la Ciudad de México, algunos vecinos abrieron las tomas de los bomberos para abastecer a los habitantes de sus colonias; denuncian que en esta época las pipas de agua son politizadas, se cobran a precios excesivos y hay corrupción en las oficinas del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex).

En la colonia Francisco Villa, cientos de personas arribaron a la esquina de la calle Centauro del Norte y Cuatrociénegas, con botes, cubetas y tambos realizaron filas para poder tener agua por unos días, debido a que uno de los vecinos se animó a abrir la toma de agua, pese a los problemas que podrían generar con la autoridad.

“Desde 1985 sabemos que está aquí la toma de los bomberos, pero no siempre la usamos; sin embargo, ya tenemos 20 días sin agua y nadie nos resuelve nada”, dijo Luis Gutiérrez, vecino de la zona.

La gente se dice molesta por la actuación de las autoridades locales, comentan que la delegada Dione Anguiano no ha hablado con ellos e incluso sus operadores han obstaculizado las entregas de las pipas.

Los vecinos de las colonias aledañas, como Presidentes y 5 de Mayo, también han aprovechado esta toma de agua, pues aseguran que las pipas han aumentado su precio.

“Cuando han llegado pipas nos quieren cobrar hasta 4 mil pesos y nosotros no tenemos para pagar, vivimos al día, además los vehículos dicen que son gratuitas”, dijeron.

Tras la tragedia del sismo del pasado 19-S, Rutilio Cruz Miguel se sumó como voluntario a las tareas de rescate, en la colonia Roma, Xochimilco y luego colaboró llevando víveres a Jojutla, Morelos; sin embargo, ahora tiene que enfrentar la burocracia, la corrupción y la desesperación, pues desde hace un mes no tiene agua en su casa, ubicada en la colonia Ejército Constitucionalista.

“Estoy aquí desde ayer [martes] a las seis de la mañana, ya tenemos más de 24 horas. Tengo diabetes y no debo dejar tanto tiempo de tomar alimentos”, dijo el señor Cruz, quien es uno de las más de 40 pobladores que hicieron fila en la oficina del sector oriente del Sacmex, donde decenas de pipas llegan a abastecerse y los vecinos se amontonan para solicitar una unidad.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS