Regresa 90% de niños a la escuela, tras sismos

En el caso de la Ciudad de México, sólo 5% está tomando clases en aulas prefabricadas o en otros planteles, dice la SEP
Trabajo. La SEP dice que a nivel nacional 60 escuelas todavía están en reconstrucción, las cuales estarán listas entre seis meses y un año.
14/12/2017
02:20
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]

En todo el país, 5% de los niños de la Ciudad de México que resultaron afectados por los sismos del 7 y 19 de septiembre pasados están tomando clases en aulas prefabricadas o en otros planteles.

En 10 entidades, la reconstrucción de las escuelas y la normalización de las actividades va por arriba de 90%, informó el titular de la Secretaría de Educación Pública, Otto Granados Roldán.

El funcionario mencionó que es necesario apretar “mucho más” el paso para lograr que en enero se haya normalizado plenamente el regreso a clases.

“En la CDMX tenemos 100% de niños que han regresado a tomar clases en distintas modalidades: en sus escuelas o aulas que nos fueron facilitadas para ello, en aulas prefabricadas, podríamos decir que en estas últimas dos modalidades tenemos básicamente 5% de los alumnos que fueron afectados por los sismos. En el resto de las nueve entidades los avances en la reconstrucción de escuelas que se reportan son por arriba de 92%, excepto en una entidad donde es de 90%”, dijo.

El secretario precisó que a nivel nacional hay 60 escuelas en reconstrucción y que estas obras se terminarán en un plazo de entre seis meses y un año, aproximadamente; en el caso de las escuelas que tuvieron daños menores, se enviaron 7 mil tarjetas precargadas con recursos para que los integrantes de la comunidad escolar decidieran el uso de estos recursos, y que en 52% de las que tienen daños parciales se iniciaron las obras de reconstrucción.

Al término de esta administración, alrededor de 1.6 millones de docentes habrán participado en alguno de los procesos de evaluación del Servicio Profesional Docente, estimó Granados Roldán. Dijo que sería una irresponsabilidad revertirla y que más allá de perjudicar a la reforma, hacerlo iría en perjuicio de los niños.

Al término de la 31 Sesión Ordinaria del Colegio de directores generales de Institutos Estatales de Educación para Adultos y delegados del INEA, expuso que todas las reformas educativas toman tiempo en los casos exitosos y que éstas no se pueden hacer “de la noche a la mañana”. Destacó que todavía falta mucho por hacer para consolidarla.

“La reforma educativa tiene que profundizarse, continuar y consolidarse. El cancelarla o revertirla no sería un daño para la reforma educativa, sería un daño para el país y para esos millones de niños que tienen derecho a una educación de mucha mejor calidad. Sería francamente irresponsable pensar en detener o revertir esta reforma educativa”, advirtió.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS