Se encuentra usted aquí

Proponen cambios al sistema de salud

Expertos dicen que debe estar integrado y brindar cobertura universal a mexicanos
En la elaboración del libro Estado y perspectivas del Sistema Nacional de Salud , presentado ayer, participó el ex secretario de ese sector Julio Frenk (CAMILA MATA. EL UNIVERSAL)
31/01/2018
03:46
Perla Miranda
-A +A

[email protected]

México necesita un sistema de salud que esté integrado y brinde cobertura universal a los ciudadanos, aseguró Rodolfo de la Torre García al presentar el documento Estado y perspectivas del Sistema Nacional de Salud, coordinado por el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

“El sistema de salud está fuera de sintonía, en especial con los nuevos ritmos, como el cambio demográfico y los padecimientos crónicos, cuesta años de vida y pérdida de salud”, dijo durante la presentación del libro Estado y perspectivas del Sistema Nacional de Salud, en el que colaboró, entre otros, el ex titular de la secretaría de ese sector Julio Frenk.

La investigación reveló que el sistema sanitario actual carece de organización, cobertura y recursos.

A esto se suma que 13.4% de las personas que tienen un trabajo formal no están afiliadas a un sistema de seguridad social y existen casos de duplicidad que afectan la operatividad de los servicios.

De la Torre García criticó que el gasto público en salud se haya estancado en alrededor de 3% del Producto Interno Bruto, cantidad que se encuentra por debajo de 6% recomendado por organizaciones internacionales para que exista un funcionamiento eficiente del sistema.

En cuanto a la distribución del gasto, afirmó que es regresiva porque el Seguro Popular absorbe casi 40% del total de los recursos públicos y el IMSS, 46.8%: “4.2% de los hogares mexicanos enfrentan gastos catastróficos por problemas de salud y 1.7% gastos empobrecedores”.

Según el estudio, a pesar de que el Sistema Nacional de Salud contribuyó para que en el último cuarto de siglo se haya registrado un avance en la esperanza de vida al pasar de 70 a 75 años y una disminución de 33 a 11 los fallecimientos de menores de un año por cada mil nacidos vivos, “está lejos de alcanzar los mejores resultados”.

En 2015, la mortalidad infantil del país fue tres veces mayor que la mínima alcanzable en el mundo, en promedio la vida era ocho años más corta que en los países más longevos y México tenía siete años menos de vida saludable con respecto a Japón.

Para hacer frente a estas deficiencias el CEEY realizó recomendaciones como acelerar la reestructuración del sistema y fortalecer los acuerdos para llegar a la universalización de los servicios de salud, “así se podrá extender y proporcionar portabilidad a la atención médica”.

Se considera que las cuotas obrero-patronales deben desaparecer para dar paso a la compensación por ajustes en otros impuestos, como IVA o ISR, también se aconseja que los trabajadores no asalariados contribuyan al sistema a través de impuestos en función de su ingreso.

Rodolfo de la Torre concluyó que la administración de Enrique Peña Nieto todavía puede avanzar en materia de salud; en caso de que no se logre la universalización exhorta al próximo presidente a tomarlo en cuenta y llevarlo a cabo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS