Profepa pide vigilar descargas de aguas residuales en ríos Lerma y Santiago

Se emitió una recomendación dirigida a los estados de Aguascalientes, Durango, Guanajuato, Jalisco, México, Michoacán, Nayarit, Querétaro, Zacatecas; buscan crear un inventario actualizado y verificar que cumplen con la legislación vigente
Solicitan a entidades vigilar descargas de agua residual en ríos Lerma y Santiago
Imagen de uno de los tramos del Río Lerma (ARCHIVO / EL UNIVERSAL)
15/11/2017
17:50
Perla Miranda
Ciudad de México
-A +A

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) emitió una recomendación dirigida a los estados de Aguascalientes, Durango, Guanajuato, Jalisco, México, Michoacán, Nayarit, Querétaro, Zacatecas y a los 155 municipios que los integran para que controlen y vigilen las descargas de aguas residuales en los ríos Lerma y Santiago, además de solicitar coordinación con diversos municipios involucrados por donde cruzan ambos afluentes.

La finalidad de esta recomendación es detectar todas las descargas de aguas residuales, ya sea de sistemas de drenaje, alcantarillado o industriales, y con ello crear un inventario actualizado para verificar si éstas se realizan previo a tratamiento y se encuentran funcionando en cumplimiento con la legislación vigente.

Estudios comprueban que los recursos hídricos de la cuenca de los ríos Lerma y Santiago ya no pueden admitir una carga adicional de contaminantes debido al deterioro causado por las descargas de aguas residuales provenientes de retornos agrícolas, de procesos industriales y de asentamientos humanos.  

Todo esto se debe a que el proceso de asimilación mediante el cual se transforma la materia orgánica biodegradable a través de reacciones bioquímicas ha sido rebasado, así como el proceso de autodepuración del cuerpo de agua en ambos afluentes que cruzan a lo largo de nueve estados y 155 municipios del país.

Al considerarse fuente importante de abastecimiento de agua para la región y usuarios de los diferentes sectores en esa cuenca, se hace urgente la intervención de todas las autoridades competentes para su protección.

Por ello, la Procuraduría recomienda a los gobiernos estatales y municipales que instruyan para dar mantenimiento y operar las plantas tratadoras con las que cuenten en óptimas condiciones de funcionalidad, y en caso de no contar con ellas, realicen a la brevedad la construcción de las mismas.

El propósito es garantizar a la población asentada a lo largo de ambos afluentes que las aguas sean debidamente descargadas en la cuenca de los ríos, se apeguen conforme a los marcos ambientales dispuestos en la ley y no dañen nuevamente el recurso.

La cuenca Lerma-Chapala-Santiago cuenta con una extensión de 132 mil 476 kilómetros cuadrados y por su extensión, población y actividad económica, es una de las más importantes de México.

De acuerdo al inventario de descargas del estado de Jalisco de la Gerencia Regional de Comisión Nacional del Agua, tan sólo en dicha entidad existen un total de 280 descargas, de las cuales 266 son vertidas sus aguas residuales en el río Santiago.

El impacto de la contaminación del río Santiago y sus efectos en el ambiente son cada vez mayores al observarse un aumento en la incidencia de enfermedades como el cáncer y la leucemia, así como graves problemas respiratorios y en la piel de las poblaciones asentadas de manera irregular a lo largo del afluente.

La Profepa urge a gobiernos estatales y municipales para que soliciten el apoyo necesario a la Comisión Nacional del Agua para que se realice un análisis actualizado de las sustancias que se encuentran presentes en las descargas de aguas residuales de ambos ríos.

En el caso de que el gobierno del estado o los municipios involucrados se hagan cargo del tratamiento de las aguas residuales que se descargan en los sistemas de drenaje y alcantarillado de su jurisdicción territorial, deberán cumplir los estándares de las Normas Oficiales Mexicanas aplicables.

etp

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS