Profepa clausura proyecto en el Malecón Tajamar en Cancún

La empresa que impulsa el desarrollo inmobiliario “INFINITY” tiene 15 días para presentar pruebas con las que revocarán la medida
12/09/2017
14:43
Astrid Rivera
Ciudad de México
-A +A

El proyecto “INFINITY”, en el Malecón Tajamar en Cancún, Quintana Roo, fue clausurado por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) por carecer de una evaluación y autorización en materia de impacto ambiental necesaria para llevar a cabo un desarrollo inmobiliario en un ecosistema costero.

La dependencia federal impuso una clausura total temporal de obras y actividades en el predio, que se encuentra a escasos 500 metros del sistema lagunar Nichupté.

A fin de proteger el medio ambiente, se determinó la medida precautoria durante la etapa de investigación e instrucción del procedimiento referido, concediendo un plazo de 15 días para que la empresa pueda manifestarse, presentar pruebas documentales y técnicas, así como los alegatos que considere y a los que tiene derecho.

La Produraduría Ambiental explicó que la mayoría de los proyectos de desarrollo económico en las áreas costeras y marinas, tienen el potencial de afectar los recursos ubicados en estos ambientes.

El pasado 8 de junio, el Tercer Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Circuito, al resolver un amparo en revisión, ordenó a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) abstenerse de ejecutar la autorización, en Materia de Impacto Ambiental, otorgada para llevar a cabo el ante proyecto Malecón Cancún (Tajamar), así como abstenerse de emitir una nueva autorización y restituir la zona de mangle de ese malecón.

Adicionalmente, la Profepa  fue notificada de la resolución de fecha 30 de junio de 2017, por la cual el Juez Tercero de Distrito en el Estado de Quintana Roo, concedió un amparo en el que se ordena a la Procuraduría abstenerse de ejecutar la autorización condicionada que fuera otorgada en materia de impacto ambiental para el Malecón Cancún (Tajamar).

 El artículo 28 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, establece que requieren de evaluación y autorización del impacto ambiental, quienes pretendan llevar a cabo obras o actividades que constituyan desarrollo inmobiliarios, que afecten o influyan en los ecosistemas costeros.

Esto es necesario pues las zonas costeras tienen una dinámica que se caracteriza por la interacción del continente, el océano y la atmósfera, en la que se encuentran diversos rasgos que conforman la línea de costa, como lagunas, estuarios, entre otros. Entre los aspectos que deben ser evaluados previo a la construcción de un inmueble costero, son los efectos adversos que una construcción de gran altura pueda generar en el ambiente.

La Profepa escuchará  a la empresa inspeccionada, a efecto de emitir una resolución definitiva en el caso.

ahc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS