Premian a la UNAM por la enseñanza de conceptos de física

Uno de los reconocimientos entregados al Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico fue en la categoría de Diseño de Producto, y el otro es el premio especial IMPI al mejor Diseño Conceptual
Especial
03/11/2017
11:57
Pedro Villa y Caña
Ciudad de México
-A +A

El Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico (CCADET) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) recibió dos premios nacionales de “Diseña México 2017” por su eficacia en la enseñanza del movimiento ondulatorio en los cursos de Física para estudiantes de bachillerato, así como por su diseño innovador de un generador de frecuencias concebido por académicos de ese centro.

Uno de los reconocimientos entregados al CCADET fue en la categoría de Diseño de Producto, y el otro es el premio especial IMPI al mejor Diseño Conceptual, y fueron otorgados al físico José Soto; Humberto Albornoz, diseñador industrial y coordinador del grupo de Cognición y Didáctica de la Ciencia del CCADET; así como a Brenda Ojanguren, alumna del Centro de Investigación y Diseño Industrial (CIDI) de la Facultad de Arquitectura (FA).

José Soto señaló que el aparato desarrollado produce señales mecánicas, a través de las cuáles se puede observar la propagación de ondas, medir las amplitudes, localizar puntos nodales y experimentar con el movimiento ondulatorio, por lo que “es útil en el estudio del comportamiento de los materiales bajo vibración. Ésa es su aportación”, dijo.

El académico indicó que el aparato cuenta con dos Láminas de Chladni, en las que se forman figuras vistosas por la vibración; a medida que avanza la frecuencia, aparecen figuran semejantes a los diseños artísticos.

Humberto Albornoz informó que este dispositivo deriva del proyecto “Material didáctico, generador de frecuencias para bachillerato”, que se inscribe en la línea de investigación del CCADET, vinculada con la enseñanza de las ciencias.

“Uno de los objetivos es que tengamos este equipo en los bachilleratos sin depender de aparatos importados. Cuando se obtenga el registro de este desarrollo podría colocarse en las aulas de todo el país a nivel medio superior”, dijo.

Brenda Ojanguren manifestó que con este concepto se pretendía llegar a estudiantes de nivel bachillerato, así que el dispositivo debería tener un diseño moderno, amigable, “que resonara con lo que ellos conocen y con el momento actual”.

“Procuré que fuera un objeto de calidad, que soporte el uso, que sea durable a cuantas generaciones sea posible”, comentó la estudiante.

ahc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS