Por más ciclones, año excepcional: Conagua

Asegura que las condiciones meteorológicas muestran una variación con tormentas más intensas
15/12/2017
03:36
Notimex
-A +A

Para México, 2017 habrá sido un año excepcional, en donde las condiciones climáticas han comenzado a mostrar una variación con tormentas más intensas, aunque en menor número y cambios de temperatura más marcados.

Así lo aseguró el titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Roberto Ramírez de la Parra, al hacer un resumen de lo acontecido durante el año que está próximo a finalizar y en el que se han vivido los efectos de un inevitable cambio climático.

Muestra de ello es que en 2017 se tuvo un total de 35 ciclones durante la respectiva temporada, lo que de acuerdo con Ramírez significó ocho ciclones más del promedio.

En particular, explicó que el Océano Atlántico registró un año intenso, no tanto por el número de ciclones sino por la fuerza de los mismos, que generaron efectos dañinos en islas del Caribe, Puerto Rico y Florida.

No hubo fenómeno de Niño. Ramírez de la Parra destacó que contrario a lo que se tenía previsto, en el año no se presentó nuevamente un fenómeno de Niño; sin embargo, existe el fenómeno Niña débil, que durará hasta marzo del próximo año.

Todo lo anterior, comentó, nos lleva a pensar que 2017 fue un año en el que todos los fenómenos meteorológicos han comenzado a variar, resultado del cambio climático, de manera que se registran tormentas más intensas y en lugares donde normalmente no se presentaban.

Es por ello que, informó, en esta temporada invernal ya se registró la primera tormenta, que aunque no es la más fría de la historia, sí produjo temperaturas más bajas en diciembre, comparado con el mismo mes en años anteriores.

Roberto Ramírez de la Parra añadió que aún así para la presente temporada invernal se espera el ingreso de 51 frentes fríos, con un total de 10 tormentas invernales, cifra por debajo del promedio que son 14, aunque seguirán presentándose con más intensidad respecto a otros años.

En pocas palabras, dijo, esperamos frentes fríos normales y tormentas invernales más intensas, y lo mismo se puede esperar para la temporada de lluvias del próximo año, con menos lluvias de lo normal, pero de mayor intensidad.

El titular de la Comisión Nacional del Agua aseguró que esta situación ha favorecido el nivel de captación de agua, de manera que se puede declarar que existe un superávit para la vivienda y servicios agrícolas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS